Costa Rica registró el año pasado 603 homicidios, un promedio de 12 asesinatos cada 100.000 habitantes. Cortesía/Metro
Costa Rica registró el año pasado 603 homicidios, un promedio de 12 asesinatos cada 100.000 habitantes. Cortesía/Metro

Nacionales por Juan Carlos Tijerino,

Dos mareros salvadoreños sospechosos de haber asesinado de múltiples puñaladas a un nicaragüense y otras dos personas en el interior de una cuartería en un barrio de San José, Costa Rica, enfrentarán la justicia de dicho país.

Información proporcionada por la oficina de prensa de la Fiscalía costarricense, señala que a los procesados quienes resultaron ser hermanos, José Faustino y José Samuel Trejos Cruz, un juez les impuso 3 meses de prisión preventiva.

La acusación fue presentada el pasado sábado, horas después de ser capturados en la frontera con Nicaragua cuando pretendían abandonar suelo costarricense

“La Fiscalía Adjunta del I Circuito Judicial de San José indicó que consiguió que se impusiera 3 meses de prisión preventiva en contra de dos hermanos de apellidos Trejo Cruz, quienes figuran como sospechosos de cometer tres homicidios en Barrio México. La medida cautelar fue acogida por el Juzgado Penal correspondiente, el sábado anterior”, indica una comunicación enviada a Metro por la Fiscalía.

La misiva detalla también que al caso se le asignó el número de expediente 19 -025754-042-PE. La Fiscalía no proporcionó mayores detalles debido a que el caso continúa bajo investigación.

“Al caso se le asignó el número de expediente 19-025754-042-PE. Debido a que se trata de un caso que está en investigación, no es posible brindar ningún otro detalle, según lo establece el artículo 295 del Código Procesal Penal costarricense”, menciona la comunicación en otro acápite.

El pasado sábado Walter Espinoza, director del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), explicó al diario La Teja, de Costa Rica, una versión preliminar en la cual señalan que un hombre, al que no identificó Espinoza, se preocupó al no poder comunicarse con su compañera sentimental, una hondureña llamada Leida, quien habitaba en la cuartería que administraba el nicaragüense Juan López Esperanza.

Ante esta situación, se dirigió a la cuartería ubicada en barrio México, en San José, para saber qué le pasaba. Al llegar al sitio, buscó al casero, quien era el nicaragüense. Ambos se dirigieron a la habitación de la hondureña donde salieron los salvadoreños que los atacaron.

El desconocido que buscaba a su novia logró refugiarse en la habitación de su pareja, pero el nica recibió en el pasillo 15 estocadas que le causaron la muerte.


Noticias Relacionadas