Juan Sebastián Chamorro. Jorge Ortega
Juan Sebastián Chamorro. Jorge Ortega

Destacado, Nacionales por Rafael Lara,

Este fin de semana la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia se reunió en Rivas con organizaciones civiles del país para la preparación para un eventual proceso electoral transparente.

Sebastián Chamorro, miembro de la Alianza, indicó que buscan mostrar la unidad entre las organizaciones, a la vez que toman las inquietudes de la población sobre los temas que más les preocupa.

“Realizamos estas reuniones básicamente con la idea de enviar un mensaje de unión entre ambas organizaciones (Alianza Cívica y la Unidad Nacional) y la importancia de trabajar juntos. También procuramos ser lo más inclusivo y responder preguntas, cuestionamientos e ideas que tengan sobre lo que se está haciendo”, dijo Chamorro, indicando que estas acciones son parte de un proceso democrático interno, organizativo y de preparación ante un eventual proceso electoral y la defensa de los derechos ciudadanos.

También señaló que se han reunido en el norte de Chinandega, en la cabecera municipal de ese departamento, en León, Matagalpa, Masaya, Jinotega, Nueva Segovia, Estelí y Rivas.

Esto a pesar del acoso policial, que trata de hacer difíciles los encuentros de las organizaciones de la sociedad civil nicaragüense, ocurriendo situaciones como la de Masaya, que por seguridad tuvieron que trasladarse a otro lugar y no donde primeramente tenían previsto.

Miembros de la Alianza Civica por la Justicia y la Democracia (ACJD). Archivo/Metro

Miembros de la Alianza Civica por la Justicia y la Democracia (ACJD) y funcionarios del Gobierno. Archivo/Metro

Durante estos encuentros en primer lugar las preguntas giran sobre la unión de la oposición y una eventual defensa del voto. Asimismo reviste importancia la liberación de los 127 presos políticos que faltan por ser liberados.

En la reunión de Rivas se discutió el caso de María Guadalupe Ruiz Briceño, de 22 años, exatrincherada de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua), estudiante de Banca y Finanzas y de Ingeniería Electrónica, capturada desde el 13 de julio en las inmediaciones de la Catedral Metropolitana de Managua luego de participar en un plantón cívico, Se considera la única mujer que permanece en prisión en medio de la represión política gubernamental. El Ministerio Público acusa por el supuesto delito de robo agravado.

La denuncia fue interpuesta ante la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) por Dulce Briceño, mamá de la joven.

“También la población pregunta sobre los posibles procesos políticos (elecciones) nacionales y en particular el tema de la defensa del voto. Hay mucho cuestionamiento sobre el tema electoral, la movilización en los municipios sobre todo en las zonas rurales, durante el proceso, así también la necesidad de coordinarse”, comentó Chamorro.


Noticias Relacionadas