La reserva Bosawás. Archivo/Metro
La reserva Bosawás. Archivo/Metro

Destacado, Nacionales por Mauricio González,

La organización ambientalista Fundación del Río utilizó el mecanismo de queja para enviar al Banco Mundial ( BM) una solicitud de suspensión de entrega de los fondos que al Gobierno de Nicaragua; el cual pidió en concepto de donación 57,3 millones de dólares para conservar los bosques del Caribe Norte y Sur del país, principalmente Bosawás y Río San Juan.

Amaru Ruiz, presidente de Fundación del Río, manifestó que en el proceso pretenden ir aportando más pruebas de que el Gobierno no es apto para acceder a los fondos, ya que nada garantiza que lo utilizaran con el fin de conservación.

“Si lo llegan a aprobar la donación esperamos que no haya poca transparencia en el manejo de los recursos”, dijo Ruiz.

Además señaló que el proceso de invasión en Río San Juan y Bosawás no ha sido detenido, lo que evidencia que no hay un esfuerzo por preservas las áreas protegidas. Ruiz crítico que durante el proceso de preparación del proyecto, el Gobierno no tomó en cuenta a la sociedad civil a pesar que el Banco Mundial manda a hacer consultas con ella.

“Hay preocupación porque en las circunstancia actuales, donde acusan al Gobierno de violar los derechos humanos y de descuidar la naturaleza hasta alcanzar significativos procesos de degradación de las áreas protegidas, representa que no puedan gobernar el tema ambiental”, dijo.

A su criterio, esta admi nistración no cumple con los estándares y, por lo tanto, pidieron pedir la suspensión temporal de la propuesta del Gobierno.

Dicho proyecto presentado por el Gobierno es financiado por el Fondo de Carbono a través del Banco Mundial.

También destacó que durante la vigésima reunión del Fondo de Carbono, realizada en Washington durante el 8 al 11 de julio, la representación de Nicaragua presentó el proyecto millonario y el Banco Mundial lo incluyó en su portafolio.
Ruiz explicó que el proyecto, el cual consiste en preservar las dos grandes áreas de reserva en la costa Caribe Norte y Sur, Bosawás y Río San Juan para que capturen gases de efecto invernadero, principalmente CO2 o carbono.

El experto afirmó que el hecho de que el Banco Mundial haya incluido de forma provisional la propuesta del Gobierno, no garantiza que se va a aprobar, ya que ese proceso va a durar este año y la mitad del 2020.

Por su parte, el Gobierno a través del “Documento del programa de reducción de emisiones de la costa del Caribe” afirman que “espera que Nicaragua transfiera 11 TM (toneladas métricas) CO2 de estas reducciones al fondo de carbono”.

“Los esfuerzos de reducción de emisiones se concentrarán en el área de contabilidad de carbón compuesta por las Regiones Autónomas del Norte (Raccn) y del Sur (Raccs) de la Costa Caribe, así como dos reservas de gran diversidad biológica, la Reserva de la Biósfera Bosawas y la Reserva Biológica Indio Maíz. Toda esta área ha sido mencionada como de alta prioridad en el Desarrollo Humano Nacional de Nicaragua, dado que contiene el 54% del territorio nacional, el 80% (3,16 millones de hectáreas) de las tierras forestales de Nicaragua”, indica el documento.


Noticias Relacionadas

Un oso hormiguero, una guacamaya y un leopardo lanzaron ayer en Managua un llamado por la protección de su hogar, la reserva biológica Indio Ma...

por Mauricio González y ACAN EFE