Opositores denuncian constante asedio policial en el país. Oscar Sánchez/Metro
Opositores denuncian constante asedio policial en el país. Oscar Sánchez/Metro

Destacado, Nacionales por Rafael Lara,

Aproximadamente unos 15 ciudadanos opositores al Gobierno fueron detenidas la semana pasada en el país, según los registros de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH). Además señala, que en promedio recibe tres denuncias diarias, considerando que la Policía está presionando más a disidentes y excarcelados.

“Estamos registrando un incremento en detenciones y acoso. En la semana del Repliegue aumentaron las denuncias por día, pero esta semana en promedio fueron entre dos a tres denuncias diarias, aunque por ejemplo, solo el jueves 11 vinieron cinco denuncias por detenciones”, dijo Pablo Cuevas, asesor jurídico de la CPDH.

Comisión Permanente de Derechos Humanos reporta un promedio de tres denuncias al día por acoso y detenciones ilegales en el país

También comentó que los capturados en la semana del repliegue estuvieron en detención entre horas y algunos hasta días, y en la denuncia algunos afectados coincidieron que durante los interrogatorios, los señalaran de un supuesto complot para boicotear la marcha gubernamental de lo cual nadie tenía idea de lo que decían los policías.

Al soltarlos los dejaban amenazados, diciendoles que sabían dónde localizarlos como a sus familiares. .

Cuevas relató que pudo hablar con la mamá del excarcelado de Wiwilí, José Alejandro Martínez, que hasta ayer (el sábado) a las 6:00 de la tarde permanecía en cuidado intensivo. El jueves fue atacado por un armado paraestatal, al que le llaman “Lágrima”. A eso de las 9:00 de la noche Martínez fue a traer a su sobrino que estaba en un parque. Al regresar fueron interceptados y les dispararon a los dos. El sobrino no está tan grave, pero en el caso de Martínez, los médicos le aseguraron que el muchacho ya no podría caminar porque una de las balas se le alojó en la columna.

Según el abogado de la CPDH, la mamá de Martínez, dijo que llegó un policía y que ya sabían quién era (el pistolero) y que pidiera lo que quisiera. Pero la familia tiene miedo de que todavía puedan sufrir más represalias, ya que el atacante, siendo de los grupos armados del gobierno, consideran de más interponer denuncia o pedir justicia a la Policía, porque entre ellos mismos se protegen.

Patrullas en los alrededores de la Catedral de Managua. Nayira Valenzuela/Metro

Patrullas en los alrededores de la Catedral de Managua. Nayira Valenzuela/Metro

Las denuncias mayoritariamente fueron hechas en la CPDH, estas provienen de Managua, Masaya, León y Estelí, en este último departamento detuvieron a dos excarcelados que solo identificó por sus nombres José Daniel y Kevin, a quienes los están acusando de tenencia de estupefacientes.

El promotor de la CPDH en Boaco, Jaime Ampié, también destacó que en su zona igualmente se ha incrementado el asedio policial y en su caso, como excarcelado sufre de acoso, siendo que el sábado por la noche varias patrullas estuvieron parqueadas al frente de su casa.


Noticias Relacionadas

Tras un año de buscar a su hijo Ervin Reynaldo Gallo Salgado, de 34 años, Esperanza Salgado exige al Gobierno de Nicaragua que se lo devuelvan “vi...

por Ana Cruz

Un niño de 12 años recibió una patada en la cara de parte de un policía, según la denuncia ante la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH...

por Rafael Lara