La Alianza Cívica no ha recibido ninguna notificación por parte del Gobierno para volver al diálogo. Archivo/Metro
La Alianza Cívica no ha recibido ninguna notificación por parte del Gobierno para volver al diálogo. Archivo/Metro

Destacado, Nacionales por Lester Arcia y José Espinoza,

Los miembros de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia se reunieron este lunes para evaluar los resultados obtenidos con su participación durante la sesión de la Organización de Estados Americanos (OEA), en Medellín Colombia; Michael Healy afirmó que es necesario volver a sentarse en una mesa de negociación.

“Yo soy creyente que la mesa es la única solución de este problema, sino estamos sentados en la mesa va a seguir la agresión, va a seguir la persecución, van a seguir en los territorios echando presos a la gente, van a seguir asediando a los excarcelado, además tenemos que buscar cómo sacar a encarcelados ya son 93 o 94, tenemos que ver cómo sale esa gente”, explicó Healy.

La principal demanda es solucionar problemas de fondo en el contexto electoral y libertades ciudadanas

Además agregó que un diálogo serio compromete a Nicaragua en la búsqueda de una salida pacífica ante la crisis y el estancamiento da a Ortega para prolongar su estancia en el poder.

“Le está dando el tiempo que Ortega quiere, llegar al 2021 y sabemos que no es sostenible llegar al 2021 debido a la problemática de asedio que tuvimos, a la violación de derechos constitucionales y el problema de fondo: esto se termina con unas elecciones libres y transparentes, con las reglas del juego bien claras, pero al mismo tiempo que sean adelantadas”, sentenció Michael Healy.

Representantes de la Alianza Cívica y el Gobierno en el primer día del diálogo nacional. Cortesía/Metro

Representantes de la Alianza Cívica y el Gobierno en el primer día del diálogo nacional. Cortesía/Metro

La Alianza Cívica no ha recibido ninguna notificación por parte del Gobierno, lo cual ha frenado la continuidad de las negociaciones, por lo tanto, según Healy se debe buscar con una reanudación solucionar problemas de fondo en el contexto electoral y libertades ciudadanas.

Por su parte, Carlos Tünnermann, del equipo negociador de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, sostuvo que ante la resolución de la OEA que “si Ortega no aprovecha esta oportunidad y se cierra por su empecinamiento por no atender estas resoluciones, entonces se abriría la puerta a un informe negativo de la comisión y consejo podría proceder a convocar la Asamblea Nacional y vendría la suspensión de Nicaragua”.

Según el también jurista aseguró que como Alianza están valorando cuál será la actitud del Gobierno, “no podemos adelantarnos, no sabemos todavía y no podemos decir si el Gobierno va a aceptar o no la venida de la comisión. Valoramos cuáles serán las actitudes del Gobierno”, dijo.

Según Tünnermann, el Gobierno debe “tener presente que todo va encaminado a que si el no da muestra de buena voluntad y comienza por impedir la venida de la comisión o si cuando venga la comisión, esta no encuentra que hay voluntad política de parte del Gobierno para lograr la paz efectiva, el mismo Ortega estaría facilitando que se transite en el camino hacia la aplicación del artículo 21”.

La OEA, explicó Carlos Tünnermann, ya tiene los contratos de los especialistas, lo que ha faltado es que la mesa de negociación reanude sus sesiones.

“Por eso la resolución de la OEA pide, exhorta a la partes reanudar la negociación y que se cumplan los acuerdos que se toman. Poco avance en el proceso de reformas electorales, conducen a una alteración del orden constitucional que afectan el orden democrático. Alteración del orden constitucional”, sostuvo.


Noticias Relacionadas