Nicaragua invirtió alrededor de US$40 millones en la importación de búnker, un combustible que se utiliza principalmente para la generación de energía eléctrica. Archivo/Metro
Nicaragua invirtió alrededor de US$40 millones en la importación de búnker, un combustible que se utiliza principalmente para la generación de energía eléctrica. Archivo/Metro

Destacado, Nacionales por Manuel Bejarano,

Una caída de 52,4% registró la inversión en la compra en el exterior de gasolina súper durante el mes de abril, según los datos de importación de petróleo y sus derivados, publicados recientemente por el Banco Central de Nicaragua (BCN).

De acuerdo con el BCN, Nicaragua invirtió en abril de este año US$10,2 millones en la importación de gasolina súper, mientras que, en el mismo mes del 2018, el valor de las importaciones de ese producto totalizó US$21,5 millones.

Por su parte, el valor de las importaciones de la gasolina regular en el cuarto mes del año registró una disminución de 11,3% y el del diésel de 25,1%.

Experta atribuye la caída de las importaciones de los combustibles a una disminución del consumo por la crisis económica del país

Entre enero y abril de este año, el valor de las importaciones de gasolina súper cayó 31,7%, ya que en los primeros cuatro meses del año pasado se registraron US$58,7 millones por la compra de ese producto, pero en el primer cuatrimestre de 2019 descendió a US$40,1 millones.

Asimismo, las importaciones de gasolina regular sufrieron una disminución de 33,3% en ese mismo lapso de tiempo; y las de diésel, de 18,6%.

Patricia Rodríguez, experta en el tema de energía, señaló que las estadísticas del BCN reflejan una clara disminución de los combustibles, principalmente de la gasolina súper, la regular y el diésel. Sin embargo, manifestó que no se pueden conocer a ciencia cierta las causas de ese descenso debido a que el Gobierno no ha actualizado oportunamente las cifras de consumo de combustibles ni los volúmenes de produ cción en la refinería.

Pero explicó que la caída de las importaciones de esos combustibles se podría deber a una disminución en el consumo de los mismos.

“En medio de la crisis económica, la población sigue buscando la manera de gastar menos, y una de las formas de hacerlo es restringir aquellos gastos que no son de primera necesidad. En el caso del transporte, la gente decide utilizar otros medios. Por ejemplo, en entrevistas muchas personas han manifestado que han optado por no utilizar mucho su vehículo, aunque en este país no tenemos un buen servicio de transporte, pero no tenemos otra opción”, explicó Rodríguez.

El Banco Central admitió en el informe de Comercio Exterior de enero a abril de este año que la factura petrolera, que incluye el costo de importación de petróleo crudo y combustibles, tuvo una reducción de 9,4% con relación al mismo período de 2018.

La entidad aseveró que la disminución en la factura petrolera del país se debe a una rebaja en los precios de referencia, durante ese período, sin embargo, no brindó detalles sobre los volúmenes importados de los combustibles.

“En el caso del petróleo crudo, se observó una disminución de 5,9%, en los precios contratados a abril, y en el caso de los combustibles, la baja de los precios fue de 9%”, refirió el BCN.

Según el Banco Central, entre enero y abril de este año se importaron 1,5 millones de barriles de petróleo crudo, un volumen inferior en 3,8% al registrado en igual período de 2018.

También aseveró que los volúmenes de combustibles se incrementaron en 2,2% (70.100 barriles más de lo ingresado en el mismo período de 2018).

Sin embargo, el BCN no especificó en su informe los volúmenes importados de cada producto.

En abril, Nicaragua invirtió alrededor de US$40 millones en la importación de búnker, un combustible que se utiliza principalmente para la generación de energía eléctrica, y que antes se producía en Nicaragua.

A finales de mayo, la Asamblea Nacional reformó la Ley de Suministro de Hidrocarburos. La reforma a esa ley tuvo como propósito autorizar a los generadores de energía eléctrica la importación de búnker, porque la empresa que lo producía en el país lo dejó de hacer.


Noticias Relacionadas

El informe de Comercio Exterior del Banco Central de Nicaragua (BCN) revela que se produjo una disminución de US$39,2 millones en la factura petroler...

por Manuel Bejarano