Habitantes de 16 municipios del departamento de Matagalpa participaron en el evento religioso. Orlando Valenzuela/Metro
Habitantes de 16 municipios del departamento de Matagalpa participaron en el evento religioso. Orlando Valenzuela/Metro

Destacado, Nacionales por Lester Arcia,

Miles de matagalpinos participaron este domingo en la “Peregrinación por la paz y justicia en Nicaragua”, la cual fue encabezada por monseñor Rolando José Álvarez Lagos, obispo de la Diócesis de Matagalpa.

En el evento participaron habitantes de 16 municipios del departamento. Mientras se realizaba la caminata grupos de personas motorizadas y policías asedian a la población tomándoles fotografías a los peregrinos.

Grupos de personas motorizadas y policías asedian a la población tomándoles fotografías a los peregrinos

“Los felicito por estar aquí y no haberse quedado en casa, los felicito por ser jóvenes decididos, hoy vamos a orar, a rezar y pedirle al divino espíritu por Nicaragua, nuestras intenciones personales y privadas van a quedar en segundo lugar, todos vamos a poner en primer lugar nuestro país, porque la Divina Misericordia salvará a Nicaragua”, dijo Monseñor Rolando al llegar a Paso Real, lugar donde inició la peregrinación.

El recorrido fue de 9 kilómetros. Orlando Valenzuela/Metro

El recorrido fue de 9 kilómetros, iniciando de Paso Real a terminal en la parroquia de Maniguas, Matagalpa. Entre los participantes fue notoria la presencia de banderas azul y blanco en los vehículos y en las manos de los jóvenes junto con la bandera de la Iglesia católica. También han optado por usar camisetas con frases populares de las protestas, cintas en la cabeza y pañuelos.

Monseñor Rolando José Álvarez dijo en su homilía dijo que “la Divina Misericordia salvará a Nicaragua, y el espíritu santo la renovará”, agregó que a pesar de las dificultades la Iglesia católica permanece más unida. “Nunca nada ni nadie logrará dividir a la Iglesia”.

Por otro lado, refirió que no era la hora para “sacar ventaja sobre grupos para poner banderas o a como dicen buscando a halar agua para su molino, no es la hora para liderazgos que tuvieron su tiempo o para aparecer a la luz pública a nivel nacional e internacional de personalidades que se presentan con el síndrome de la presidencialitis”.

Álvarez invitó a los presentes a ser constructores de su propia historia.

“Todos y cada uno de los nicaragüenses, sin exclusiones y exclusividades, cada quien aportando lo mejor de sí en búsqueda de la paz, justicia, de la estabilidad y la democracia institucionalizada, para llevar a las futuras generaciones con ahínco para levantarnos”, exhortó.

Monseñor Rolando Álvarez. |Archivo

Monseñor Rolando Álvarez. |Archivo

Invitó a formar un país donde se deponga todo odio, amenaza e intimidación, “donde nos encontremos como hermanos sin tenernos miedo, sin intimidación”.

También dijo que Nicaragua merece ciudadanos con justicia social donde se vaya acortando una brecha, “de grupos que tienen casi todo o son casi dueños de todo, y muchos, muchísimos que tienen casi nada. Eso no puede seguir ocurriendo en nuestro país, esta es la hora en que el rico deje de pensar que puede seguir dejando caer de su mesa las migajas que le sobran”.

“Esta es la hora en que todos, obreros, campesinos, trabajadores, empresarios honestos, políticos sensatos; unos y otros pensemos que debemos sentarnos juntos en la mesa, cada uno en su sitio, pero todos en la misma para compartir el mismo pan con dignidad”, destacó el obispo, animando a que este es el momento de la unidad en la que el pueblo no puede esperar que “venga de arriba o de afuera”, si no una unidad que sea del pueblo.


Noticias Relacionadas

La boxeadora Sara Centeno salió de su casa en la ciudad de Matagalpa hace 47 días a realizar una caminata matutina, como de costumbre, es la fecha y...

por Juan Carlos Tijerino