Edward Lacayo Rodríguez, conocido como la “Loba Feroz”. Cortesía/Metro
Edward Lacayo Rodríguez, conocido como la “Loba Feroz”. Cortesía/Metro

Departamentos, Nacionales por Lésber Quintero,

Los vecinos del histórico barrio de Monimbó, de la ciudad de Masaya, esperan hoy lunes la llegada de Edward Lacayo Rodríguez, conocido como la “Loba feroz”, quien se sumó a las protestas antigubernamentales del 2018 y convirtió su casa de habitación en puesto médico clandestino.

Lacayo es uno de los manifestan tes que aún permanecen detenidos y al que esperan con bombos y platillos en Masaya, aunque a diferencia de otros opositores, a él le imputaron el delito de tráfico interno de estupefacientes.

“Todo Masaya sabe que esa acusación de narcotráfico es un invento de la Policía y Fiscalía, porque en Monimbó saben nuestra trayectoria de gente trabajadora, honrada y que la casa de mi hijo no tiene nada de narcotraficante, solo de gente pobre y luchadora, tal y como la puede ver y con la acusación no engañan a nadie”, explicó Estela Rodríguez, madre de la “Loba Feroz”.

Rodríguez, de 67 años, explicó que en las manifestaciones su hijo se ganó la admiración de los habitantes de Monimbó que se alzaron contra el gobierno de Da niel Ortega y que por su valentía y agilidad lo bautizaron como la “Loba Feroz”.

Traición

Asimismo dijo que para nadie es un secreto que su hijo participaba en las protestas antigubernamentales y que por eso “ofrecieron una recompensa de US$170.000 por su captura y tuvo que huir, pero uno de los supuestos opositores reveló información de su paradero y así lograron capturarlo la noche del 14 de marzo de este año”, indicó.

No obstante, antes de su captura estuvo oculto durante 8 meses, hasta que un manifestante de apellido Arcia lo traicionó al informar a la Policía que estaba en la comunidad de Ostional, del municipio de San Juan del Sur, del departamento de Rivas, y en minutos llegaron a capturarlo, cuando trataba de cruzar a Costa Rica, para brindar declaraciones a medios costarricenses.

Al fondo la placita de Monimbó, donde los compradores se han alejado por el temor a los policías y civiles armados. /Metro

Al fondo la placita de Monimbó, donde los compradores se han alejado por el temor a los policías y civiles armados. /Metro

Tras su detención, el dirigente opositor de Monimbó fue señalado de cargar con 6 kilos de cocaína y fue acusado por tráfico interno de estupefacientes en el Juzgado Quinto de Distrito Penal de Audiencias de Managua.

En un comunicado emitido el 12 de junio por la Asociación Nicaragüense pro Derechos humanos (ANPDH), se asegura que la “Loba Feroz” es uno de los prisioneros políticos acusados por el Gobierno de delitos comunes, y hacen un llamado a que lo dejen en inme diata e incondicional libertad.

“La gente en Monimbó está esperando que mi hermano salga en libertad este próximo lunes, le han puesto tanto interés a su caso, que constantemente vienen a la casa a preguntar por él y hasta lo tuvieron esperando masivamente entre la noche del pasado martes y la madrugada del siguiente día, porque pensaban que saldría con los otro reos políticos que aún faltan”, explicó Karen Lacayo.


Noticias Relacionadas