La comerciante Irlanda Jerez, tras salir de prisón. Orlando Valenzuela/Metro
La comerciante Irlanda Jerez, tras salir de prisón. Orlando Valenzuela/Metro

Nacionales por Alma Vidaurre Arias,

La casa de la comerciante Irlanda Jerez fue tomada por un grupo de civiles armados, por lo cual al salir de la cárcel este martes no pudo tomar posesión de su vivienda.

Starina Jerez, hija de la comerciante, denunció este miércoles a través de Twitter que “la policía” llegó a buscar a su mamá “al lugar donde se estaba refugiando” desde el martes cuando fue entregada a sus familiares después de ser excarcelada junto a un grupo de 56 personas.

“Hago responsable al gobierno de Daniel Ortega si algo le sucede a ella y los que la acompañan, y si vuelven a detenerla”, denunció la hija de Jerez.

Familiares la han trasladado a varios lugares para proteger su integridad física, ya que su vivienda fue tomada por civiles armados

Posteriormente, en otro tuit confirmó que la comerciante fue llevada a otro lugar más seguro para proteger su vida. “Gracias a Dios ella está en un lugar diferente, en una reunión con líderes campesinos, y no la encontraron donde se refugiaba. Tendrán que trasladarla a otro sitio”, escribió la joven.

Por su parte, Ganímedes Jerez, hermano dela recién liberada, confirmó que había planes de trasladarla a otro lugar, pero desconocía que se debiera a esta situación.

“Como familia le estamos pidiendo a Irlanda que salga del país, que tememos por su vida. Ella tiene mucho valor, pero no la queremos muerta”, señaló.

Además condenó cualquier acción que venga del Gobierno que vaya en contra de lo que promulga y del verdadero camino de “justicia, libertad y democracia plena”.

La quieren viva

Irlanda Jerez pasó en la prisión durante 329 días tras ser detenida ilegalmente el 18 de julio de 2018.

Ganimedes confirmó que su hermana no tiene “ningún problema” para acercarse a cualquier estación policial, aclarar su situación y verificar para qué la andan buscando; sin embargo, a solicitud de la familia y ante la posibilidad de ser nuevamente encarcelada, mejor no lo hace.

Miguel Mora y Lucía Pineda junto a María Elvira Domínguez, presidenta de la SIP. Óscar Sánchez/Metro

Miguel Mora y Lucía Pineda junto a María Elvira Domínguez, presidenta de la SIP. Óscar Sánchez/Metro

“Nosotros la necesitamos a ella viva; nosotros no queremos un muerto en la familia, no queremos un mártir más para la patria, la necesitamos a ella íntegra”, afirmó.

La líder y comerciante es recordada, desde antes de su detención, por llamar la desobediencia civil en el mercado Oriental.

“Ha demostrado valor y dignidad y perfectamente ella puede estar en un lugar mejor, seguro, fuera de este país, haciendo algo por la patria, eso se lo hemos pedido como familia”, insistió su hermano.

También recordó que meses atrás Irlanda había denunciado la existencia de un plan para “asesinarla” dentro de la prisión, ya que estaban utilizando a reas comunes para armar una trifulca, y ahí buscar como ultimarla.

Asimismo se pregunta cómo es posible que a Irlanda le hayan dado una libertad y por el otro lado se le toman la casa, la saquean, la refugian y todavía la andan buscando como si fuera una delincuente, se supone que le dieron su libertad para que ella goce de ella.

Según Ganímedes su hermana nunca había dado la dirección de esa casa por temor a acciones en su contra, pero un día antes de su liberación se vio obligada a hacerlo porque le estaban exigiendo dar a conocer el lugar donde la entregarían.

“Justamente en la mañana cuando se da la noticia llegan a allanar la casa, nadie sabía la dirección de la casa, entonces cómo se filtró la dirección es la gran pregunta”, finalizó.


Noticias Relacionadas

Una vez más el artista plástico Helmuth Bustos Haldebarant sorprendió a sus seguidores en redes sociales, al presentar imágenes de la última escu...

por Letzira Sevilla