Leopoldo Brenes, cardenal de Mga. |Archivo
Leopoldo Brenes, cardenal de Mga. |Archivo

Destacado, Nacionales por Lester Arcia,

El cardenal Leopoldo José Brenes, presidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua y arzobispo de Managua, manifestó que la Iglesia “no es oportunista” al referirse al discurso del presidente Daniel Ortega el pasado jueves 6 de junio, en las honras fúnebres de Bismark Martínez, quien cuestionó a la Iglesia católica por no pronunciarse sobre el deceso.

“Nosotros no somos oportunistas, siempre que un nicaragüense ha perdido la vida lo hemos dicho todos los obispos. Nosotros no clasificamos si es de equis o ye. Todo nicaragüense que pierde la vida es un dolor, ahí van policías, militares y civiles; tal que nosotros siempre hemos proclamado que ni un nicaragüense más pierda la vida”, asentó Brenes.

Respecto a la situación actual que vive Nicaragua el obispo de la Arquidiócesis de Managua dijo que es muy triste que muchos nicaragüenses tengan que salir del país por la misma situación económica en decadencia que se vive.

“Me he encontrado por El Salvador a personas que me pedían la bendición, y que estaban saliendo fuera del país. En Colombia me encontré con otro grupo de personas que me decían que estaban viendo que hacían”.

Nueva ley

Acerca de la Ley de Amnistía, aprobada por la Asamblea Nacional este sábado, Brenes considera que debió ser consultada con más tiempo a los familiares de las víctimas de la crisis, para obtener mejores resultados.

“A como decía el papa Francisco, muchas acciones que hacemos meramente apresuradas no llegan a efecto, hubiera sido positivo que se le hubiera dado más tiempo y con calma a una ley tan trascendente como una amnistía”, explicó el religioso.

Además subrayó que hay muchas amnistías que se han aprobado en Nicaragua y habría que analizar los resultados que han tenido. “Es como un planta que florece y crece con partes positivas y negativas, la interpretación nos va a dar a nosotros la razón”, expresó el cardenal Brenes luego de haber celebrado una eucaristía de confirmaciones en la parroquia Espíritu Santo de Managua.

Además espera que con la aprobación de esta ley puedan ser liberados de forma definitiva toda las personas que han sido detenidas en el contexto de la crisis sociopolítica que enfrenta Nicaragua desde el 18 de abril del año pasado.

“Los frutos nos darán la razón, que salgan todos los prisioneros dará alegría para todas las familias, ojalá que esta ley no afecte y que todos los que han sido privados de libertad puedan vivir libremente en su país”, enfatizó el cardenal.

Mientras tanto monseñor Rolando Álvarez en la homilía dominical en Matagalpa brindó un emotivo mensaje sobre el perdón y dijo que más de una vez el corazón de los nicaragüenses está lastimado y herido. “Lamentablemente hemos llegado a un límite en el que pienso que no existe en este tiempo alguien que no se sienta lastimado y herido”.

Además exhortó a los matagalpinos a que logren sanar heridas, aunque a muchos les cueste salir de ese pensamiento, “que decir de aquellos corazones en los que ya se encubó el odio”


Noticias Relacionadas

Este domingo el cardenal Leopoldo Brenes, arzobispo de Managua y presidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN), pidió a los nicaragüense...

por José Isaac Espinoza