Destacado, Nacionales por Edición Web y José Isaac Espinoza,

El Parlamento nicaragüense aprobó hoy la Ley de Amnistía, propuesta por los parlamentarios del oficialista del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

La Ley de Amnistía fue aprobada con 70 votos a favor, 15 en contra y cero abstenciones este sábado y fue presentada por el diputado Wilfredo Navarro, quien también hizo un recuento de las leyes de amnistía que se han aprobado en Nicaragua.

La bancada del Partido Constitucionalista (PLC) durante el plenario dijo que votarían de forma unánime contra esta ley.

Dicha ley establece que “las autoridades competentes no iniciarán procesos de investigación, deberán cerrar los procesos administrativos iniciados y los procesos penales”, para “perdonar” a las personas involucradas en los hechosocurridos desde el 18 de abril del 2018.

De acuerdo con la ley, esta se aplicará a las personas que no han sido investigadas, que se encuentran en procesos de investigación o que se encuentren en cumplimiento de ejecución de sentencias.

Por su parte la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia (ACJD) rechazó la ley de Amnistía ya que según sus miembros, podría dejar en la impunidad las muertes de ciudadanos ocurridas durante las protestas y marchas antigubernamentales, y presenta “trampas” para posiblemente mantener presos a los manifestantes acusados por terrorismo y crimen organizado.

La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, alertó por la propuesta de amnistía y la falta de reparación a las víctimas de la represión.

“Los nicaragüenses tienen derecho a la verdad, la justicia y la reparación”, manifestó Bachelet en una nota de prensa.

Por su parte, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) rechazó el tramitado de urgencia en la Asamblea Nacional de dicha ley, porque “son contrarias a la Convención Americana las leyes de amnistía que impidan la investigación y sanción a los responsables de las graves violaciones de derechos humanos”.

La Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) también rechazó la ley, ya que asegura que “promueve es la impunidad y niega el derecho a la verdad y la justicia”.


Noticias Relacionadas