Las panaderías tendrán que subir el precio del pan. Bismarck Picado/Metro
Las panaderías tendrán que subir el precio del pan. Bismarck Picado/Metro

Nacionales por Lester Arcia,

La Cámara de Panaderos de Nicaragua, presidida por Juan Pablo Estrada, manifestó que el incremento en el precio del pan será de un 20% en todas sus presentaciones, es decir, las familias nicaragüenses tendrán que sumarle 6 córdobas a la bolsa de pan que compraban en 30 córdobas.

Además dijo que si no se realiza el incremento, algunas panaderías podrían llegar a desaparecer.

“El aumento es necesario, hay panaderías que producen 2 o 3 días y luego dejan de producir, están desapareciendo panaderías”, lamentó el presidente de la Cámara de Panaderos.

Según Estrada, la situación de inestabilidad económica y financiera de los panaderos los ha llevado “a pegar gritos y a decir no más pan barato”.

Asimismo dijo que productos de primera necesidad para la elaboración del pan como la harina y el azúcar se han encarecido, y es por ello la decisión de incrementar el costo del producto.

El pan que costaba C$1, ahora valdrá C$1.50. Archivo/Metro

El pan que costaba C$1, ahora valdrá C$1.50. Archivo/Metro

“Han subido (encarecido) mucho las materias primas, ha subido todo, menos el costo del pan, eso tiene que ajustarse”, refirió el miembro de la industria de panificadores.

También enfatizó en que a pesar de que la harina y otros productos como el azúcar no estaban incluidos en las mercancías que se verían afectados con la reforma fiscal, se están viendo seriamente afectados por su incremento indirecto.

“El mayor golpe que hemos recibido es el incremento del precio de la harina, el pan es 80% harina (…) estábamos soportando eso, pero el azúcar que es el 10% de la productividad de pan aumentó también”, resaltó Estrada, especificando meses atrás que un quintal de azúcar costaba 900 córdobas, pero ahora se elevó a 1,200 córdobas, “es un producto nacional que nadie se explica el porqué de su aumento”.

Además, el productor de pan señaló que “el IR que lo paga el que elabora el azúcar, lo busca desquitar con el consumidor, entonces estamos siendo afectados por las reformas (…) los molineros le subieron 70 córdobas de un solo al quintal de harina, eso impacta directamente, por eso vemos imposible seguir produciendo con los mismos precios”, dijo.

Los panaderos expresaron que la medida obliga a no seguir realizando pan más pequeño, porque eso es antieconómico para el gremio, porque entre más pequeño es el pan, mayor es el costo de operatividad.

“Es cuestión de que la gente se tiene que acostumbrar, es cosa de cultura, así como usted paga más por la gasolina, que diariamente aumenta, pues así debe ser con el pan (…) Los panaderos tienen años de estar buscando la manera de ajustarse al bolsillo del consumidor”, declaró Estrada.


Noticias Relacionadas