Julio Montenegro, abogado de la CPDH. Archivo/Metro
Julio Montenegro, abogado de la CPDH. Archivo/Metro

Destacado, Nacionales por Ana Cruz,

Familiares de manifestantes presos denunciaron ante la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH)que cinco encarcelados en la celda de castigo 004 del Sistema Penitenciario Jorge Navarro, conocido como La Modelo, fueron trasladados a las celdas de máxima seguridad conocidas como “El Infiernillo”.

Los presos que ahora están en “condiciones de más limitaciones”, según Montenegro, son: Roberto Cruz, de Matagalpa; Roger Espinoza, de Tipitapa; Emmanuel Dávila y Alejandro Moisés Arauz Cáceres, de Managua; y Lenín Salablanca, de Chontales.

Según los denunciantes, hoy visitarán el Sistema Penitenciario La Modelo para exigir una explicación del traslado

Además, el periodista Marlon Powell se conoce que también fue llevado a esas celdas, luego de ser trasladado a la Dirección de Auxilio Judicial, conocida como El Chipote.

Montenegro señaló que todavía “desconoce el motivo del traslado de los cinco manifestantes y el periodista a las celdas de máxima seguridad, pero lo cierto es que pasarlos de un régimen donde ellos estaban bajo menos limitaciones a las que ahora se encuentran en la 300, conocida como “El Infiernillo, ese traslado significa más limitaciones y un evidente castigo”.

Imagen de referencia. /Internet

Imagen de referencia. Internet/Metro

El abogado explicó que en las celdas de máxima seguridad, según el testimonio de otros encarcelados que han sufrido esas condiciones, los presos tienen que soportar la falta de circulación del aire ante el espacio reducido, problemas de alimentación ante el racionamiento al que los someten, la oscuridad y constantes picaduras de insectos.

Los familiares de los cinco manifestantes que permanecían encerrados en la celda 004 indicaron que hoy visitarán las celdas del Sistema Penitenciario, para exigir una explicación del traslado, pues eso significa que ya no tendrán el mismo número de visitas y tampoco tendrán contacto físico con sus presos.

“Mañana nosotros (los familiares de los que estaban en la celda 004) vamos a presentarnos en el penal, para demandar explicaciones, necesitamos que nos indiquen por qué los movieron, que nos permitan verlos, que nos den la nueva tarjeta y que nos digan cuál es el nuevo calendario de visitas”, afirmó disgustada Massiel Hernández, esposa de Roberto Cruz.

Cruz, de 35 años y originario de Matagalpa, fue detenido en junio de 2018. El manifestante, miembro del Movimiento 19 de Abril de Matagalpa, fue condenado a 23 años de cárcel por el supuesto de crimen organizado, 20 años por terrorismo y todavía le falta enfrentar un tercer juicio, donde también se le acusa por terrorismo.

La esposa de Roberto Cruz asegura que las pésimas condiciones y las torturas a las que ha sido sometido su esposo han ocasionado que “un hombre que no padecía de ninguna enfermedad haya presentado, cuando estuvo en la 16-2 del penal, un infarto y, cuando lo trasladaron a la celda de castigo 004, tuvo una especie de parálisis en el cuerpo. Además, cuando la Cruz Roja Internacional lo revisó, le dijeron que tenía una lesión progresiva en la espalda y lesiones en sus dos hombros que fueron dislocados por las golpizas”.

La demanda de los familiares afectados por el traslado es que las autoridades del penal den explicaciones del “sobre el cambio de celda de nuestros presos y, sobretodo, que los liberen porque ellos son inocentes”.


Noticias Relacionadas

El doctor Julio Montenegro, abogado defensor de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), dijo que tiene un listado en el que confirma que h...

por Rafael Lara

Organizaciones nacionales e internacionales demandaron al Gobierno de Nicaragua cumplir con los acuerdos prometidos, que implican la liberación de lo...

por Rafael Lara