Archivo/Metro
Archivo/Metro

Nacionales por María José Martínez Rocha,

El Monitoreo de Actividades Económicas de Nicaragua del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) y la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides) afirman que la reforma tributaria aumentará los costos en los acopios de leche por un 40%.

El director ejecutivo de la Comisión Nacional Ganadera de Nicaragua (Conagan), Ronald Blandón, indicó que los procesos de transformación en Nicaragua de la leche subirán debido a la reforma tributaria y otros factores, como el aumento en el pago energía y de los precios de los combustibles.

En el país se ordeñan alrededor de un millón de vacas, con lo que se producen 3 millones de litros diariamente.

Según Blandón, parte de esa producción la acopia y la procesa la industria. Todos esos procesos que le van dando valor agregado al producto: enfriamiento, elaboración de queso, la crema y la distribución, subirán también por el alza de los combustibles y la energía.

El director ejecutivo de Conagan señaló que en las condiciones de decrecimiento actual, las actividades económicas, especialmente las vinculadas al sector agropecuario no resistirán el impacto de las reformas y los otros factores mencionados.

Dina Reyes, una empresaria de Camoapa, Chontales, con más de 25 años de experiencia en el sector, explica que en la ganadería sucede una interacción entre los productores, pues los pequeños crían al ganado hasta cierto tiempo y después lo venden al mediano o directamente al gran productor, un caso similar ocurre con la leche.

El sector agro no resistirá el impacto de las reformas tributarias y el alza en los precios de combustible y energía, según Conagan

Reyes que es una productora mediana explica que a partir de la reforma muchos costos de producción, especialmente en insumos veterinarios y alimentos especiales para el ganado se han incrementado, generando más despidos y presiones en sus finanzas.

“El costo de producción se ha disparado, esto te viene a reducir el poder adquisitivo. Todo lo que es para salud animal, los alimentos y suplementos se ha disparado. Con un pesar grandísimo tenemos que despedir gente, no puedo mantener la misma mano de obra, estoy llegando a los límites”, lamentó.

La productora asevera que el desempleo generado ocurre por vía directa e indirecta, pues existen actividades temporales como la limpieza de potreros en las que se demanda mano de obra adicional.

“Antes de la crisis tenía cinco trabajadores fijos, he despedido dos. De afuera llega gente para hacer otros trabajos que son por jornada, esos hombres que vienen a hacer estos trabajos subcontratan a otros. Si yo ya no estoy dando ese trabajo de limpieza, más personas se quedan sin trabajo. Por mucho esfuerzo que haga como mujer trabajadora, la situación es agobiante”, afirmó Reyes.

Blandón expresó que la reforma tributaria impactará en todos los eslabones de la cadena productiva de la ganadería, especialmente en productores y consumidores.

“Consideramos que los efectos no solo son en la industria del acopio, incrementará los costos en toda la cadena y especialmente en los productores y consumidores, sobre ellos se descargará el efecto de la reforma tributaria y del INSS (Instituto Nicaragüense de Seguridad Social)”, precisó.

En cuanto al efecto en los consumidores finales Blandón expone que podrían ver alzas en precios. “A nosotros los consumidores nos van a llegar la carne y los lácteos un poco más alto eso se suma a los nuevos productos a los que la reforma dejó gravados con IVA (impuesto al valor agregado)”, afirmó.

Además de los factores internos, el sector ganadero experimenta tensiones derivadas de fuentes externas, pues el mercado centroamericano se ha vuelto más pequeño.


Noticias Relacionadas