Yader Parajón fue llevado hasta su casa y entregado a sus familiares. Orlanzo Valenzuela/Metro
Yader Parajón fue llevado hasta su casa y entregado a sus familiares. Orlanzo Valenzuela/Metro

Destacado, Nacionales por Eva Inestroza,

El martes 16 de abril agentes policiales arrestaron a Yader Parajón. Lo golpearon, le dieron coscorrones y jalaron su cabello. “Yo les gritaba, ¿por qué me detienen?, y solo me pedían que me callara, como me resistí al secuestro me trasladaron a la Estación 4 y nunca me explicaron el motivo de la detención, ni siquiera hoy (ayer) que me liberaron”, reclamó Yader, quien asegura sentirse tranquilo porque no ha cometido ningún delito.

“Hoy (ayer) que me liberaron, también lo hicieron rápido, me entregaron completas mis pertenencias, mi dinero, todo, tal cual los entregué. Tampoco me dijeron nada sobre la detención y me preguntaron si yo participaba en protestas y les dije que sí”, manifestó.

El joven, que fue excarcelado este lunes, relató que la Policía nunca le explicó por qué fue detenido y trasladado al Distrito IV

Yader, recuerda que en la última manifestación que participó fue el pasado 30 de marzo del presente año, cuando la Unidad Nacional Azul y Blanco Convocó a realizar piquetes exprés en distintos puntos del país.

“En ese último piquete recuerdo que yo les grite a unos policías que llegaron a disolver el piquete, y ellos me tomaron fotos. También me preguntaron que si yo era líder y le dije que no me consideraba así, porque para las manifestaciones yo levantó gente, muchas personas me siguen y me apoyan”, contó Parajón.

Después del asesinato de su hermano, Yader Parajón participó activamente en las protestas antigubernamentales que se desarrollaron el año pasado. En agosto del año pasado, también participó en la Caravana de Solidaridad Internacional con Nicaragua que se realizó en América del Sur. Yader, de 28 años, aseguró que es la primera vez en su vida que es detenido, mientras estuvo preso recuerda que vivió días de angustia, pues su padre había quedado solo.

Policía en las calles de Managua. Óscar Sánchez/Metro

Policía en las calles de Managua. Óscar Sánchez/Metro

“En las primeras horas no daban respuestas, ni le decían a mis familiares donde estaba. Antes que me quitaran mis pertenecías, logre enviarle un mensaje a dos primas y una amiga que decía ‘¡Me secuestraron!’, así mi papá empezó a buscarme en todas las estaciones”, reveló.

El papá de Yader, es un señor de 63 años, solo tuvo dos hijos, Jimmy, que cumplirá un año de muerto y Yader que estuvo detenido, sin explicación alguna.

“Mi incertidumbre era que no le decían a mi papá dónde estaba yo, me sentía triste porque mi papá solo tuvo dos hijos, mi hermano ya no estaba y yo era la fuerza para él. Lo que me martirizaba era su estado de salud, si había comido, bebido, por eso lloré todas las noches y los días que estuve secuestrado”, expresó Yader. Al ser entregado a su padre por la agentes de la Policía Nacional, Yader fue recibido entre abrazos, besos y palabras de ánimo por parte de los habitantes del barrio María Auxiliadora, quienes se desbordaron al verlo entrar a su casa.

“Creo que eso demuestra una vez más la unidad, la fuerza, la verdadera y transparente solidaridad de un pueblo, como decía Silvio Báez: ‘un pueblo crucificado y eso nos anima a tener la esperanza de que vamos a resurgir nuevamente’”, agradeció.

Especial crisis en Nicaragua

.


Noticias Relacionadas

La activista del Movimiento 19 de abril, Zayda Hernández fue liberada anoche en las inmediaciones de la Catedral Metropolitana de Managua y entregada...

por Rafael Lara