Un ciudadano autoconvocado en protesta contra el Gobierno. Archivo/Metro
Un ciudadano autoconvocado en protesta contra el Gobierno. Archivo/Metro

Destacado, Nacionales por Nohelia Celina Gutiérrez y edición web,

Nicaragua cumple 12 meses de crisis sociopolítica que ha dejado 325 muertes violentas según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Todos conocemos la situación actul, ¿pero cómo llegamos a este punto?

El comienzo

El 18 de abril del año pasado, un grupo de jubilados salió a protestar de forma cívica en la ciudad de León. La manifestación fue en contra de la reforma al Seguro Social que reduciría en 5% sus pensiones, pero fueron golpeados por gente afín al Gobierno y policías que les obligaron a dispersarse.

Las imágenes de esa represión le dieron la vuelta al país y motivaron a un grupo de jóvenes de Managua a plantarse, pancartas en mano, en la zona de Camino de Oriente y la Universidad Centroamericana, adonde llegaron a atacarlos grupos de motorizados que vestían camisetas con la insignia de la Juventud Sandinista.;

Tras estas acciones violentas, las protestas ciudadanas aumentaron y se propagaron por diferentes ciudades del país el días 19 de abril y en cuatro días hubo más de 30 muertos, centenares de heridos y detenidos producto de los enfrentamientos en los recintos universitarios y las calles.

Las protestas crecieron incluso en ciudades que por décadas habían sido consideradas bastiones del gobernante Frente Sandinista (FSLN), como León y Estelí. Una de las primeras comunidades en alzarse fue la de Monimbó, en Masaya, considerada clave en el derrocamiento de la dictadura de Anastasio Somoza en 1979. Lo mismo pasó en los barrios orientales de Managua, donde la gente empezó a levantar barricadas, como hicieron hace 40 años contra Somoza.

Imagen referencial. Archivo/Metro

Entre los primeros muertos está el periodista de Bluefields, Ángel Gahona, alcanzado por un disparo de escopeta mientras cubría una protesta en esa ciudad del Caribe.

El domingo 22 de abril, el presidente Daniel Ortega revocó las reformas al Seguro Social, pero las manifestaciones continuaron, ahora exigiendo una investigación sobre las muertes, castigo a los culpables y la democratización del país.

El sector privado propuso un diálogo y el Gobierno accedió, invitando a los obispos de la Conferencia Episcopal para que mediaran. Estos aceptaron ser mediador y testigos, pero no garantes.

Las protestas se dieron en Managua, León, Rivas, Carazo, Masaya, Estelí, Boaco, Matagalpa, Granada y la Región Autónoma de la Costa Caribe Sur (RACCS). El resto es historia conocida.


Noticias Relacionadas

Tras un año de buscar a su hijo Ervin Reynaldo Gallo Salgado, de 34 años, Esperanza Salgado exige al Gobierno de Nicaragua que se lo devuelvan “vi...

por Ana Cruz

Un niño de 12 años recibió una patada en la cara de parte de un policía, según la denuncia ante la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH...

por Rafael Lara