Marcos Carmona, CPDH. Archivo/Metro
Marcos Carmona, CPDH. Archivo/Metro

Nacionales por Rafael Lara,

La Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) expresó que hay una red de espionaje que usa a los manifestantes liberados, con el objetivo de plantar espías dentro de las actividades de las protestas azul y blanco, para identificar a los participantes.

La denuncia se hizo con el testimonio de Eyner José López Espinoza.

López es uno de los manifestantes excarcelados en la primera lista de cien, que el 26 de marzo fue rapturado, dio su testimonio en video en el cual revela que la Policía le propuso ser espía del Gobierno y de inmediato sería puesto en libertad.

“Me dijeron que fuera a las protestas que hacen en los centros comerciales, que consiguiera nombres y dirección, que preguntara quiénes financiaban a los protestantes y quiénes eran los líderes”, señala López en un video que dejó antes de refugiarse en Costa Rica.

Marcos Carmona, director de CPDH, comentó que hay otras denuncias en el mismo sentido para ser parte de una supuesta red de espionaje que infiltran en las actividades cívicas.

“Incluso a un trabajador de los medios de comunicación para denuncian a sus compañeros. La Policía quiere ver a todo protestante en las cárceles. Los otros denunciantes no han querido denunciar públicamente por temor, ya que continúan en Nicaragua”, dijo Carmona. “Esto indica la falta de voluntad gubernamental para cumplir con la búsqurda de una respuesta a la crisis”, comentó Carmona.

Según los registros de CPDH, en lo que va del primer trimestre del año, hay denuncias de 89 detenciones, de los cuales 23 continúan en las celdas de la Dirección de Auxilio Judicial, sin acusación.


Noticias Relacionadas