Al evento venían jueces internacionales de Estados Unidos y Europa. Archivo/Metro
Al evento venían jueces internacionales de Estados Unidos y Europa. Archivo/Metro

Destacado, Nacionales por Manuel Bejarano,

Otra edición más de La Taza de la Excelencia ha sido cancelada debido a la situación sociopolítica que vive Nicaragua, en medio de la peor crisis que atraviesan los caficultores en su historia.

Carlos Bendaña, presidente de la Asociación de Cafés Especiales de Nicaragua (ACEN), detalló que franquicia Alliance for Coffee Excellence (ACE), que maneja la Taza de la Excelencia, decidió unilateralmente suspender el concurso por este año, en Nicaragua, porque nos miran como un país de alto riesgo.

El Departamento de Estado (de los Estados Unidos) emitió un comunicado a sus ciudadanos de alerta de viaje a Nicaragua y la Comunidad Europea también. Y muchos de los jueces internacionales vienen de esos países, recordó Bendaña.

Por su parte, el presidente de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (Upanic), Michael Healy, explicó que ACEN venía trabajando desde hace años en la Taza de la Excelencia, una labor que consistía en catar el café y al darle una puntuación de acuerdo con su calidad, los ponía a la par de los mejores cafés del mundo.

Healy destacó que La Taza de la Excelencia no solo apoyaba a los productores, sino que crea una marca-país, lo que no solo beneficiaba a los caficultores que participaban, sino también al resto del sector.

Bendaña alertó que el café está atravesando una etapa “crítica y extremadamente peligrosísima”, porque se le han juntado todos los factores negativos que pueden afectar a ese sector.

Según Bendaña van 4 años de estar sufriendo los precios más bajos en la historia del café. “Hoy en día anda alrededor de US$96 por quintal. Si bien es cierto que en esos 4 años no todo el tiempo ha estado así, pero no ha pasado de los US$120. Ha oscilado entre US$95 y US$120, cuando nuestros costos de producción andan por alrededor de US$140. Es decir, estamos perdiendo aproximadamente US$45, por quintal producido”, señaló el presidente de ACEN.

El productor y exportador de café subrayó que los caficultores podrían quizás aguantar un año de pérdidas, pensando en recuperarse el próximo año, pero no cuatro de crisis de precios de manera consecutiva.

Bendaña recordó que así como está reducido el financiamiento para el sector agropecuario en general, el sector cafetalero también está afectado. Señaló que los cafetaleros necesitan financiamiento para el mantenimiento de sus cafetales, pero también para la recolección de su cosecha.

Bendaña advirtió que si todo sigue igual y el factor de la crisis sociopolítica persiste en el país, en el café no habrá una mejoría. No habrá inversión del sector privado nacional ni extranjero. Es un problema catastrófico, y si tenemos una finca que medio se está trabajando y se nos viene una plaga, cómo le vas a hacer frente sin dinero para comprar los insumos”.


Noticias Relacionadas