Pablo Cuevas, abogado de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) / Archivo
Pablo Cuevas, abogado de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) / Archivo

Destacado, Nacionales por Rafael Lara,

La Comisión Permanente de Derechos Humanos denunció que el Gobierno continúa realizando detenciones, pero que los detenidos son ingresados bajo acusaciones de delitos comunes, aunque la verdadera causa de las capturas o proceso judicial es la criminalización de las protestas cívicas que iniciaron en abril de 2018.

Julio Montenegro, abogado defensor de la CPDH, señaló que se han estado mezclando a presos políticos con los comunes y en los últimos meses esto sucedió con al menos 25 personas detenidas por las protestas, además, hay traslados de la penitenciaría de Managua a otros departamentos.

En el caso de las acusaciones por delitos comunes se presentaron los familiares de Wilmer Alfredo Mendoza Espinoza, Frederick Vega y Ryan García Santamaría, originarios de Ciudad Darío, quienes participaron en las protestas apoyando con alimentos, agua y medicinas para los protestantes, sin embargo, fueron secuestrados el 5 de julio por un grupo de parapolicías en Las Calabazas, Matagalpa, pero fueron trasladados a Managua.

“A ellos el Ministerio Público los acusó de robo con intimidación agravado y tenencia ilegal de armas”, dijo el doctor Pablo Cuevas, asesor jurídico de CPDH, destacando que dos de ellos fueron condenados a 7 años y el tercero a 12 años, siendo este caso uno de los muchos protestantes condenados por delitos comunes.


Noticias Relacionadas