Parte de las manifestantes presas: Amaya Coopens, Irlanda Jerez y Lucía Pineda junto al nuncio Waldemar Stanislaw. Cortesía/Metro
Parte de las manifestantes presas: Amaya Coopens, Irlanda Jerez y Lucía Pineda junto al nuncio Waldemar Stanislaw. Cortesía/Metro

Nacionales por Rafael Lara,

Según la madre de unas de las detenidas en La Esperanza, las ocho privadas de libertad que estaban en protesta suspendieron su huelga de hambre, gracias a la posición de la Alianza Cívica de exigir la salida de los manifestantes políticos antes de negociar con el Gobierno.

Así lo afirmó Mariela Cerrato, madre de la manifestante presa, María Adilia Peralta Cerrato, en conferencia de prensa en la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), donde relató que los familiares les imploraron a sus hijas que había otras formas de luchar y no las querían muertas, ya que en el penal de mujeres La Esperanza, en ningún momento les brindaron atención médica.

Cerrato contó en la CPDH que La Esperanza nunca aceptó que las presas estaban en huelga de hambre, “nos decían que estaban bien, pero no era cierto”. La madre de María Adilia también reveló que el nuncio apostólico (Waldemar Stanislaw) que entró a verlas no se ha dignado a hablar con los familiares para saber qué estan haciendo por sus hijas.

Imagen de la cárcel La Esperanza. Archivo/Metro

Imagen de la cárcel La Esperanza. Archivo/Metro

Según Cerrato, las presas están en una condición de deterioro de su salud. “Para presentarlas ante el nuncio, a mi hija tuvieron que llevarla a rastras a la habitación bonita para la foto, otra vomitó antes de llegar a la mesa. Ellas necesitan ser valoradas por un médico. Pedimos a la Cruz Roja Internacional que pida el acceso a ellas y las asista”, pidió Cerrato.

Familiares de las privadas de libertad relataron que sus hijas no se encuentran bien de salud, a pesar que en la foto con el nuncio aparecen sonrientes

Tamara Zamora, madre de Amaya Coppens, señaló que también su hija está en malas condiciones y le comunicó que las presas políticas suspendieron la huelga, pero depende del rumbo que puedan tomar las negociaciones de la Alianza Cívica, si retoman la huelga.

*“Para presentarlas ante el nuncio, a mi hija tuvieron que llevarla a rastras a la habitación bonita, para la foto…”
Mariela Cerrato, madre de la manifestante presa, María Adilia Peralta


Noticias Relacionadas