Lucía Pineda Ubau fue detenida el 21 de diciembre de 2018. Archivo/Metro
Lucía Pineda Ubau fue detenida el 21 de diciembre de 2018. Archivo/Metro

Destacado, Nacionales por Rafael Lara,

El Gobierno de Nicaragua no ha dado respuesta a las 11 solicitudes del Consulado de Costa Rica para visitar a la periodista Lucía Pineda Ubau, dijo el abogado defensor, Julio Montenegro, quien el martes se reunió con la mamá de la periodista detenida para evaluar su situación legal en el proceso de acusación, y según la madre dijo que a pesar de la situación, su hija está con la moral en alto.

Montenegro expresó que que el próximo lunes tendrá audiencia y solicitarán al juez Edward Orlando Altamirano, la presencia de su mamá Lucía Pineda Hernández, para que pueda verla durante la audiencia desde el comienzo y no al final, cuando se firma, que es un máximo de 5 minutos.

“Lucía está animada”

Por su parte la señora Pineda Hernández dijo que durante la visita en el penal de mujeres La Esperanza, pudo observar que está mejor de salud.

“La miré animada, con la moral muy en alto. Con la fe en Dios de que ella va a salir bien, porque ella no cometió ningún delito. Dios va a hacer justicia. Todo está en manos de Dios”, comentó la señora.

Según abogado defensor, la madre de la periodista pudo visitarla y la observó animada y con la moral alta

Sobre unas imágenes que circulan en redes sociales de que a la periodista la obligaron a arrodillarse y le chimaron las rodillas, dijo que son falsas, ya que ella comprobó que su hija estaba bien.

“Tengo toda la fe en Dios con la esperanza que ella saldrá, ya sea por el diálogo, voluntad política del Gobierno o por lo que sea, pero que salga. Ella es inocente, fue detenida por desempeñar su labor”, comentó la señora Pineda, quien recuerda la inquieta niñez de su hija que desde su infancia jugaba a ser periodista con sus amigos y amigas, haciendo entrevistas con un vaso como micrófono.

“Ella siempre quiso ser periodista. Nunca esperé que pasara esto. Un encarcelamiento afecta, pero digamos que está bien”, aseguró la madre. Por su parte, el primo de Lucía, quien le ha dado seguimiento al caso desde su detención en diciembre de 2018, comentó que está en mejores condiciones que en la Dirección de Auxilio Judicial.

“Tengo toda la fe en Dios con la esperanza que ella saldrá, ya sea por el diálogo, voluntad política del Gobierno o por lo que sea, pero que salga”.
Lucía Pineda Hernández, madre de Lucía Pineda Ubau

Pineda le comentó a sus familiares que si bien está en aislamiento, hay un poco más de luz en la celda donde está recluida.

El abogado de la jefa de prensa del canal 100%, contó que a Lucía la dejan que cada ocho días pueda tener entre 20 y 30 minutos de luz, aunque no le permiten comprar en el bar del comisariato del penal y no puede estar en contacto con las otras privadas de libertad.

Lucía Pineda, periodista presa en Nicaragua. Cortesía/Metro

Lucía Pineda, periodista presa en Nicaragua. Cortesía/Metro

Asimismo, el abogado señaló que este martes también tuvo un encuentro con representantes de una comisión de representantes europeos, interesados en saber de primera mano la situación de los derechos humanos de Nicaragua.

“Por cuestiones de seguridad, no podemos revelar detalles de la delegación, pero podemos decir que en la reunión de hoy (martes), conversamos de los procesos legales, las detenciones y la reciente liberación de presos”, dijo Montenegro.

Julio Montenegro expresó a los representantes de la delegación sobre la propuesta del Gobierno de hacer una selección y liberar a algunos. “Sin embargo, lo que en este caso procede es que todos sean liberados, ya que cada uno de estos procesos tienen nulidades, comenzando por detenciones sin orden de captura, presentación de acusación fuera del tiempo establecido, entre otros elementos que hacen nulos los procesos”, argumentó Montenegro, quien en otro momento tendrá otra reunión con los europeos.


Noticias Relacionadas

La mamá de Lucía Pineda Ubau logró ver a su hija este lunes en el Sistema Penitenciario La Esperanza, luego de solicitar una visita especial, confi...

por Eva Inestroza