Madres de dos de los seis detenidos denunciaron la captura.| Orlando Valenzuela
Madres de dos de los seis detenidos denunciaron la captura.| Orlando Valenzuela

Destacado, Nacionales por Rafael Lara,

La madrugada del lunes, seis personas, entre ellos tres menores de edad, fueron capturados por la policía en la comunidad La Pelota, zona rural de Masaya.

La denuncia fue interpuesta por las madres de dos de los afectados, quienes fueron avisadas. Sus hijos les mandaron a decir que ya no soportaban las golpizas de las que eran objeto por parte de las autoridades.

Familiares denunciaron ante organismos de derechos humanos que los detenidos han sido golpeados.

Erlinda de los Ángeles Larios Pérez, madre de Douglas Antonio Baltodano Pérez, dijo que su hijo se quedó a dormir en la finca de la comunidad La Pelota y hasta ahí llegaron nueve patrullas policiales para llevarse a Baltodano y junto a él cinco personas, entre los que se encuentran tres adolescentes de 16 años.

Afligida, doña Erlinda Larios contó que su hijo tiene tres hijos y salía a vender cosas a la calle, pero desde que comenzaron a amenazarlo, ya no salía por temor a ser agredido o detenido. Él se confió porque nunca pensó que podrían llegar hasta la comunidad, pero ahí lo capturaron.

Por su parte Petrona Ramírez, madre de José Santos Sánchez Rodríguez, señala que se llevaron a sus hijos sin mediar palabra y fueron llevados con rumbo desconocido.

La señora Ramírez comenta que les avisaron de la detención, pero no sabían adónde buscar. Conocieron del paradero de sus hijos a través de una persona conocida que tiene detenido a un familiar en la Dirección de Auxilio Judicial.

6 personas fueron detenidas la madrugada del lunes en una comunidad rural de Masaya

Ambas madre dijeron sentirse desesperadas por la situación de sus hijos, quienes aseguran que apoyaron a las marchas, pero no estuvieron en los tranques de Masaya.

Pablo Cuevas, abogado defensor de la CPDH, indicó que la cacería de personas que han manifestado contra el Gobierno, continúa de parte de las autoridades policiales, quienes arbitrariamente entran a propiedad privada y se llevan a las personas sin orden de captura ni estar en flagrante delito.

“Se siguen violando los derechos ciudadanos de los nicaragüenses y la Policía hace lo que quiere sin acatar las leyes”, indicó Cuevas, agregando que necesitan comprobar la ubicación de los detenidos para iniciar las gestiones para interponer un recurso de exhibición personal.


Noticias Relacionadas