/ Óscar Sánchez
/ Óscar Sánchez

Destacado, Nacionales por Juan Tijerino,

La Policía Nacional ha identificado como ciudadana rusa a la mujer que atacó con ácido sulfúrico al presbítero Mario Guevara, vicario de la Catedral de Managua, la tarde de este miércoles, dentro de las instalaciones del recinto católico.

El nombre de la atacante es Elis Leonidovna Gonn, de 24 años, quien según las autoridades portaba un pasaporte de origen ruso número 6646016.

A través de un breve comunicado, la Policía detalla que la mujer “roció con líquido desconocido, la humanidad del presbítero Mario Guevara, vicario de la Catedral, mientras él estaba confesando a feligreses, ocasionándole quemaduras en su cara y cuerpo”.

Leonidovna Gonn, fue trasladada por agentes de la Policía a la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), mejor conocida como El Chipote, por el ataque al sacerdote en el cual resultaron afectadas otras cinco personas.

La Policía Nacional no ha brindado más de talles del crimen ocurrido esta tarde en la catedral, sin embargo, la institución afirma estar realizando “las investigaciones pertinentes para el esclarecimiento de los hechos”.

Reacción de empresarios

La Cámara de Comercio Americana de Nicaragua (Amcham), también se pronunció al respecto sobre el incidente y condenó el acto de violencia del cual fue víctima el religioso de 59 años.

“Condenamos el ataque al sacerdote Mario Guevara perpetrado en la Catedral de Managua la tarde de hoy. Reafirmamos nuestro apoyo a la Conferencia Episcopal de Nicaragua y sus miembros”, escribió Amcham en redes sociales.

El sacerdote Mario Guevara Cerda, de 63 años, fue atacado este miércoles con ácido sulfúrico por una mujer de origen ruso identificada como Elis Leonidovna Gonn, de 24 años, cuando ambos se encontraban en el interior de la Catedral Metropolitana. Como resultado de la agresión, tiene quemaduras en el cuello,  brazos, una mejilla  y un ojo.

Agentes policiales aún se encuentran investigando el hecho. |Óscar Sánchez

José Pineda, uno de los testigos del hecho, relató que el sacerdote estaba terminando unas confesiones y salía de la Sangre de Cristo, se detuvo a bendecir unos crucifijos y la mujer se le acercó y le tiró el ácido. Nosotros escuchamos cuando él pedía ayuda y se quejaba del dolor”.

Al intentar escapar, la rusa fue capturada por un grupo de feligreses.  Estando bajo la protección de las religiosas que estaban en el templo, la joven  manifestó, según la  hermana Aracely Guzmán, “que el diablo la había  enviado para matar a un sacerdote, de no hacerlo, ella moriría”.

Podés leer:

Guzmán precisó que le brindaron asistencia a la atacante porque ella también se quemó. “La muchacha no estaba  bien, tenía la mirada viendo al vacío. Le pedimos a la Policía que la trataran bien porque ella también es un ser humano”, contó.

La Arquidiócesis de Managua, en un comunicado, lamento el ataque y dijo que al padre Mario Guevara, quien es vicario de catedral, fue trasladado a un hospital por el sacerdote Luis Herrera.

“Agradecemos sus oraciones por la salud y recuperación del padre Mario Guevara, quien tiene  59 años de edad y sufre diabetes. Invitamos a todos los fieles a sumarse en oración  por todos nuestros sacerdotes en este novenario en honor a la Inmaculada Concepción de María”, indica el comunicado.

Consecuencias

Un médico consultado explicó que si la sustancia química abarca una pequeña extensión, y apenas entra en contacto con la piel, el daño no será grave. Pero si es lo contrario, las consecuencias podrían ser fatales.

Por su parte, el ingeniero químico Octavio Castillo aseguró que el ácido sulfúrico, es uno de los ácidos más fuertes que existen. “Es un destructor de tejidos. Cualquier sustancia que invade le extrae el agua presente y causa daño severo”, explicó.

El obispo auxiliar de Managua, monseñor Silvio Báez. Foto: Archivo.

El obispo auxiliar de Managua, monseñor Silvio Báez. Foto: Archivo.

Báez lamenta grave agresión contra sacerdote

Monseñor Silvio Báez, obispo auxiliar de Managua, expresó a través de Twitter que lamentaba profundamente y con gran tristeza la grave agresión cometida contra el padre Mario Guevara en la Catedral de Managua. Lo acompaño con mi cariño de hermano y ofrezco mis oraciones por su total recuperación. Más tarde, Báez afirmó que habló con el padre Guevara.

“Acabo de hablar con el P. Mario Guevara, quien fue agredido con ácido sulfúrico hoy mientras confesaba. Sufrió quemaduras en la nuca, una mejilla, brazos y un ojo. Está estable y tranquilo. Las quemaduras no son gravísimas gracias a Dios y se someterá a tratamiento en casa”, dice el tuit.


Noticias Relacionadas