Destacado, Managua, Nacionales por Javier Poveda,

El reconocido músico y productor Guillermo Norory decidió crear un balance en sus actividades y darle rienda suelta a su pasión por la gastronomía y emprendió en un “Food Truck”, que ofrece una fusión de sabores entre comida mexicana y nicaragüense con un toque bastante particular.

¿Sopa de costilla alta hecha taco? Sí, es posible y existe. Es una de las tantas receta de Guillermo Norory, reconocido músico y productor, que explora con más ahínco, su pasión por la gastronomía.

Él nunca tuvo una formación académica para ser chef. Pero cocina de los 7 años. Fue, además, la experiencia de vivir seis años frente a un mercadito en México, en la Colonia del Valle y tener cerca centros de comida, lo que agudizó el olfato y el gusto por las preparaciones mexicanas.

Además pudo obtener secretos culinarios de los chef de restaurantes de distintas categorías, en los hoteles que se hospedaba con la banda.

Norory es uno de los músicos y productores más reconocidos del país. Ha trabajado con gran parte de artistas nacionales como productor y su banda, Momotombo, ha sido una de las más aceptadas dentro de festivales nacionales.
Sin embargo, considera que era momento de materialziar sus planes culinarios bajo el concepto de un carrito de comida que ofreciera un menú práctico, que fusionara lo nica con lo méxicano. Y ahí está. Frente a su casa y esperando completar la oferta culinaria con presentaciones de bandas en vivo.

¿Cómo nace Las Tablas Tex-Mex?

Mi otra gran pasión siempre ha sido cocinar. Y por la cercanía y la relación estrecha con México; mi padre de crianza es mexicano, y además, viví 13 años en México. En realidad, lo de Nica MEx es como unir mi corazón y la con la comida podés establecer ese tipo de puente: sentimentales, emotivos. La comida tiene ese poder. Probás un bocado y te lleva a la casa de tu abuela o al lugar donde tuviste un recuerdo feliz.

¿Qué implicó montar un ‘Food Truck’?

Las conexiones que he tenido de la cocina con la música, con mi familia, el reencuentro con mi esposa, que me reconquistó cocinando, yo también le cociné fue lo que nos dio chance de decir que en un futuro lo íbamos hacer. Es un plan b. En mi caso, tengo un estudio de grabación y siento que necesitaba algo más. No porque vaya a dejar de hacer música, sino porque necesitaba hacer un balance. Con mi pareja decidimos hacer este proyecto y comenzamos haciendo catering, decidiendo que elementos incorporar. Fue un proceso que nos llevó años hasta llegar a este lugar.
Se llama Las Tablas, porque mi esposa Carolina Flores, arquitecta, diseña muebles de polines. Y la idea es integrar el concepto familiar en estos momentos tan complicado que vive el país.

/ Metro

¿Vos diseñaste el menú?

Sí. Tratando de llegar al concepto de nica-mex el proceso fue a prueba y error. Ir describiendo qué nos gusta como nicas, qué le gusta a los mexicanos. En Nicaragua siempre ha habido comida mexicana, pero “nicaraguanizada”. Los chilaquiles que se preparan en este país, aunque son bastante ricos, no tienen nada que ver con los que preparan en México. Son otra versión. Fuimos decidiendo qué podíamos ofrecer que fuera atractivo para el público y qué elementos podemos integrar de nuestra gastronomía de forma inmediata.

Es por eso que nace el chanco taco, que es la versión del chanchito nica, pero hecha taco. También el taco alto, una versión de la sopa de costilla alta nica, también está el Momotombo campechano en el que usamos el lomo de costilla, un corte prime que existe un Nicaragua. Todavía nos falta un par de propuestas que estamos trabajando inspirado en los tacos leoneses.

/ Cortesía

De estas recetas, hay torti-llas bastantes peculiares.

En México y Perú existen hace muchos años. No sé exactamente qué cantidad de tipos de maíz hay en México, pero hay variedad de color, no necesariamente para las tortillas eso sí.
En algunos lugares que fui, ví que la mezcla de la masa le agregan cilantro o remolacha, dependiendo de lo que se pone en el taco. Nosotros tenemos tortillas hechas de maíz blanco con cilantro, otra que es de maíz amarillo, otra rosada que es de remolacha, una verde que lleva cilantro. Eso le da un punto diferente a nuestra comida y que acompaña perfectamente la carne.

¿Cómo ha reaccionado la gente ante el proyecto?

Estamos contentos. La respuesta ha sido inmediata, pese a que tuvimos que interrumpir nuestra estrategia de publicidad. El país cambió y cambiamos nuestros planes. Pero los meses que hemos trabajado en delivery se ha regado de boca en boca y cada vez se hizo mucho mayor.
El segundo fin de semana que estuvimos fue un éxito. A la gente le da mucha curiosidad el camión y te preguntan cómo le hiciste. Es parte de la experiencia de estar aquí.

¿El ‘Food Truck’ se movilizará en varios puntos de Managua?

Esa fue parte de la estrategia. Fusionar lo que es Momotombo como productor o músico y contemplamos hacer una gira. Ciertamente iremos rotando poco a poco para que la gente pueda acercarse. La primera estación es en Los Robles e iremos avisando los otros puntos.

Las Tablas Tex Mex se ubica del hotel Colón 1 cuadra al sur 2 arriba.


Noticias Relacionadas

¿Tomarías un poco de tarántula frita o huevo con orina? Estos alimentos forman parte de los 80 platos del menú del Museo de la Comida Asquerosa, u...

por AFP