Cuatro jóvenes fueron inculpados por crimen ocurrido en abril. Foto: Archivo.
Cuatro jóvenes fueron inculpados por crimen ocurrido en abril. Foto: Archivo.

Destacado, Nacionales por Ernesto García/ Metro Nicaragua,

Una jueza suplente de la capital condenó a 25  años a cuatro  jóvenes a quienes encontró culpable por un crimen acontecido la madrugada del 22 de abril en el barrio 14 de Septiembre, en Managua cuando en varias ciudades del país distintos negocios eran saqueados.

Los sentenciados a 25 años de privación de libertad por el crimen perpetrado contra Carlos López García son Juan José López, Rommel Fabio Guillén, Michael Peña González y Fernando Ortega Alonzo.

Fernando Ortega también fue condenado a seis meses más de prisión y una multa de C$3.119,09  por el delito de portación ilegal de armas.  Terminará de cumplir la condena el 25 de octubre del 2043.

Mientras tanto  los otros tres sentenciados terminarán de  cumplir las condenas el 25 de abril del mismo año, según la resolución dictada por la jueza María Lourdes Corea.

El defensor de los cuatro jóvenes,  Claudio Araica, recurrió de apelación contra la sentencia condenatoria dictada por la judicial y calificó la resolución de “injusta” y “desproporcionada”.

Según Araica, “la única prueba que aportó la fiscal Perla de los Ángeles Baca  fueron policías quienes no nos son testigos presenciales, sino testigos de oída o referenciales”

Durante el juicio, la fiscal auxiliar, Perla Baca se comprometió a presentar el testimonio de Víctor Ríos Canales, considerado testigo  clave porque presuntamente es quien presenció el crimen; sin embargo, el supuesto no llegó a juicio, señaló el abogado defensor.

En la audiencia inicial cuando la Fiscalía presentó su oferta probatoria, el órgano acusador aseguró que Víctor Ríos llegaría a decir al juicio que hizo cada uno de los inculpados, pero eso no sucedió, explicó la defensa de los condenados.

Los cuatro inculpados son los primeros reos que fueron enjuiciados por la Fiscalía después que iniciaron las protestas antigubernamentales el 19 de abril del año en curso tras una fallida reforma a la ley de seguridad social.

Según la acusación fiscal, la madrugada del 22 de abril y los cuatro inculpados y un adolescente, quien logró un acuerdo condicionado en un tribunal de menores, se movilizaban en dos motocicletas y  para cometer el crimen utilizaron una escopeta de fabricación artesanal, según la acusación fiscal.

En el extenso escrito acusatorio se explica que Michael Peña conducía una de las motocicletas en la que viajaba como pasajero el adolescente de iniciales K.M.M., quien a su vez portaba cartuchos de proyectiles para escopeta calibre 12.

De Juan López Oporta se dice en la acusación  que es quien conducía la otra motocicleta utilizada para ejecutar el asesinato, mientras que Fernando Ortega Alonso fue señalado como la persona que portaba la escopeta artesanal con la que disparó a la víctima a corta distancia.

El quinto acusado por el crimen, Rommel Fabio Guillen, hacía las labores de vigilancia con una bomba molotov en la mano.


Noticias Relacionadas