Yadira Torres, esposa de Freddy Navas. Foto: Melvin Vargas.
Yadira Torres, esposa de Freddy Navas. Foto: Melvin Vargas.

Destacado, Nacionales por Rafael Lara/ Metro Nicaragua,

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) solicitó a través de Twitter,  información al Estado sobre la captura del líder del movimiento campesino, Freddy Navas, sacado con violencia de su vivienda en Villa La Sabana.

En un tuit, la CIDH dijo: “El Meseni (Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua) tomó conocimiento que Freddy Navas habría sido detenido esta noche por fuerzas policiales en su casa. La CIDH urge al Estado de Nicaragua a que dé información sobre el lugar donde fue llevado el líder campesino y los cargos que se le imputan”.

La mañana del domingo, familiares de Navas fueron a las cárceles de la Dirección de Auxilio Judicial, en El Chipote y confirmaron que estaba en sus celdas, sin poder tener mayor información de la Policía.

Por su parte, el movimiento campesino a través de un comunicado señala que el Gobierno tiene en sus cárceles a su coordinador Medardo Mairena, al tesorero Pedro Mana, Ronald Enríquez, Víctor Díaz y recientemente el miércoles 14 a Lenner Fonseca, y este sábado 17 a Freddy Navas.

Julio Montenegro, coordinador de los defensores de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), dijo que desde el sábado están en comunicación con los familiares y hoy lunes harán pública la denuncia de la captura.

Montenegro indicó que confirmaron el maltrato recibido por Navas y que llegaron 5 policías y 2 de civil para realizar la detención de Navas, quien es de los pocos líderes que quedaban del Movimiento Campesino de Nicaragua.

La esposa de Navas, Yadira Torres, narró que él recién había llegado a su casa en Villa La Sabana. Se puso las chinelas y había cenado, cuando a eso de las 6:15 p.m. repentinamente una patrulla policial se apostó frente a su casa y varios agentes exigieron a gritos que abriera la verja de entrada de la calle. Lo que no sabían es que no estaba cerrado.

“Como Freddy (Navas López, el líder campesino) les preguntó que para qué lo querían y que si se lo iban a llevar le presentaran una orden de captura, dos uniformados y uno de civil se subieron sobre el muro para entrar y luego bajaron sobre la casita del perro”, comentó Torres, quien recuerda que una semana antes les habían  envenenaron a su mascota.

Ella señala que al ver la actitud policial, entraron a la casa y cerraron con candado la verja de la puerta, mientras los policías seguían gritando que abriéramos.

“Entonces vino uno con una barra de metal y rompieron el candado. Yo estaba muerta de miedo. Fue horrible. Entraron empujaron a Freddy, lo enchacharon y antes de llegar a la calle lo tiraron al suelo, antes le levantarlo para meterlo en la patrulla donde lo golpearon para que dijera dónde estaba su celular, del que antes se había desecho para evitar que hurgaran en él. Sin embargo, se llevaron los pedazos. Así comenzaron a revolver todo exigiendo que entregáramos las armas”, dijo Torres, señalando que no encontraron nada de lo que buscaban.

Ella señala que su marido no ha cometido ningún delito y lo único que recientemente hizo fue haber dado declaraciones a un canal, por la captura de Lenner Fonseca. Pero ni siquiera habló mal del Gobierno.

“Desde que estamos juntos nunca nos habíamos separado, él es bueno con sus hijos y es un hombre de Dios. Le recomendaban que se fuera a otro lado, pero él estaba confiado porque nos decía que no tenía nada que temer porque nunca hizo algo malo”, comentó Torres, quien sollozaba mientras nos decía que no pudo dormir pensando en qué le estarían haciendo en las cárceles del Gobierno.

El movimiento campesino es una de las organizaciones que se opusieron a la construcción del canal interoceánico por representar un atropello a sus derechos como propietarios de tierras, asimismo fueron parte de las protestas contra el Gobierno.


Noticias Relacionadas