Alex Vanegas, maratonista y manifestante cívico. Foto: Bismark Picado.
Alex Vanegas, maratonista y manifestante cívico. Foto: Bismark Picado.

Destacado, Nacionales por Rafael Lara/ Metro Nicaragua,

Derechos Humanos (Cenidh) señaló que la Policía Nacional mantiene detenido sin argumentos al maratonista José Alejandro Vanegas Potoy en la Dirección de Auxilio Judicial en las cárceles de El Chipote, lo que consideran una violación a los derechos constitucionales.

Braulio Abarca, asesor legal del Cenidh, comentó que Vanegas se había destacado en las marchas contra el Gobierno, simplemente corriendo, con la bandera de Nicaragua en la mano, vistiendo de camisetas y shorts azul y blanco, teniendo en el pecho y la espalda la leyenda Libertad para los presos políticos, pero esto no era de la venia gubernamental.

El defensor dijo que “lo habían detenido en cuatro ocasiones y el pasado 2 de noviembre fue la quinta vez. Anteriormente solo era detenido por varias horas y a más tardar las 48 horas era liberado, pero en esta ocasión lleva una semana”.

Abarca señaló que Vanegas, de 62 años, es de la tercera edad, e incluso tiene un collarín, el cual usa desde que lo detuvieron y le dañaron la columna cuando metieron a la fuerza con la cabeza gacha en la patrulla policial.

“El pasado viernes 2 de noviembre, Vanegas fue detenido por un fuerte contingente policial. No estaba cometiendo ningún delito y solo llegó al cementerio Puertas del Cielo, en el barrio Milagro de Dios, donde iba a poner una ofrenda floral. Ahora, según un guarda en El Chipote le dijo al hijo del maratonista, Byron Vanegas, que según una reforma a la ley, lo podían tener entre 15 a 30 días”, comentó el licenciado Abarca.

El abogado indicó que la Constitución Política de Nicaragua, en su artículo 33 se dice que ninguna persona puede ser detenida por más de 48  horas, y ese artículo no ha sido reformado.

Abarca manifestó que es de tener muy en cuenta que la Constitución está por encima de cualquier ley o norma. Por tanto, mientras no haya una reforma constitucional, la acción no es legítima. Por tanto hay un abuso de las autoridades y una violación a los derechos constitucionales.

Ya es una figura popular en las manifestaciones

Este hombre de baja estatura, piel morena, ligeramente calvo, de barba grisácea y con facilidad de palabra, se ha vuelto una figura familiar en las manifestaciones antigubernamentales, que iniciaron en abril pasado. Desde entonces, según relató en una entrevista, los días fueron pasando, la tensión que le embargaba fue creciendo y sentía, además, la necesidad de tratar de apoyar a los jóvenes de alguna manera. Fue así como se le ocurrió en un primer momento realizar sus caminatas por la rotonda Jean Paul Genie, porque en ese sitio los manifestantes han colocado cruces en honor a los manifestantes detenidos.


Noticias Relacionadas