El reporte destaca que el aumento en la prevalencia de la obesidad entre la población nicaragüense y el lento crecimiento de los menores de edad. Archivo
El reporte destaca que el aumento en la prevalencia de la obesidad entre la población nicaragüense y el lento crecimiento de los menores de edad. Archivo

Nacionales por Humberto Galo/ Metro Nicaragua,

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) informó que el hambre aumentó en 2017 por tercer año consecutivo en América Latina y el Caribe, y se convirtió en un problema que afecta a 39,3 millones de personas, el 6,1% de la población de la región, advirtió ayer

Según la FAO, el país en el que más aumentó el hambre fue Venezuela, donde la cifra de personas desnutridas alcanzó 600,000 entre los años 2014 y 2017.

En cuanto a Nicaragua, el informe “Panorama de la seguridad alimentaria y nutricional en América Latina y el Caribe 2018” indica que junto a otros diez países de la región, se ha logrado mantener sin cambios el número de personas subalimentadas; es decir, la proporción de personas del total de los habitantes del país, que no cuenta con alimentos suficientes para satisfacer sus necesidades energéticas para llevar una vida sana y activa.

“La mayor cantidad de personas subalimentadas se encuentra en Sudamérica, con 21,4. De acuerdo al documento en el trienio 2015-2017, la prevalencia de la subalimentación en Nicaragua se ubicó en 16,2%; lo que representa que un millón de personas presentaban esta condición en el país.

En Mesoamérica, el número de personas subalimentadas se ha mantenido en 11 millones en los últimos dos años. Mientras, en el Caribe esta cifra se ha reducido en 200.000 personas respecto al año anterior, lo que da un total de siete millones de caribeños subalimentados”, señala el documento.

La FAO elaboró el informe  junto con la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Unicef y el Programa Mundial de Alimentos (WFP).

Prevalencia de obesidad

El reporte destaca que el aumento en la prevalencia de la obesidad entre la población nicaragüense y el  lento crecimiento de los menores de edad, especialmente en las zonas rurales del país.

Al respecto en el documento se indica que en el área rural el retraso de crecimiento se ubicó en 2012 (último dato disponible) en 21,6%, mientras que en las zonas urbanas, el dato fue de 12,8%. Mientras que con respecto a la prevalencia de la obesidad el porcentaje se ubicó en 23,7%.


Noticias Relacionadas