Foto de archivo de la DAJ, conocida también como El Chipote / Metro
Foto de archivo de la DAJ, conocida también como El Chipote / Metro

Destacado, Managua, Nacionales por Orlando Barrios,

María Alejandra Castillo García, de 19 años, sufrió un aborto en las celdas de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), conocida como El Chipote, denunció ayer el Centro Nicaragüense de los Derechos Humanos (Cenidh).

En lo que va del año se conoce que al menos tres estudiantes habían perdido a su bebé en las cárceles, luego de ser detenidas por participar en las protestas en contra del Gobierno.

La Policía de Nicaragua ni la DAJ han emitido un comunicado sobre la denuncia.

La víctima es una estudiante del II año de Geología de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua), quien se encuentra detenida desde el pasado 23 de septiembre.

La salud de María Alejandra

Braulio Abarca, abogado del Cenidh, informó que ha tenido contacto con el papá de María Alejandra Castillo, quien le ha expresado su profunda preocupación por la salud de su hija.

Además, el Cenidh tiene conocimiento por parte de alrededor de 20 personas que fueron liberadas de la DAJ, el pasado 14 de octubre, que María Alejandra estaba con sangrado vaginal desde más de 20 días.

Braulio Abarca, abogado del Cenidh, informó que ha tenido contacto con el papá de María Alejandra Castillo, quien le ha expresado su profunda preocupación por la salud de su hija. / Metro

“A la fecha de hoy puede haber 30 días, esta situación se agravaba cada vez más pese a que había un sangrado permanente de esta joven, la Policía no había realizado ningún tipo de acompañamiento médico, sino hace dos días que fue trasladada al hospital Bertha Calderón”, dijo el abogado.

Agregó que la información fue obtenida porque una de las madres que se encuentra afuera de El Chipote pudo escuchar cuando ella dijo: “Me llamo Alejandra Castillo, me llevan al Bertha Calderón”.

Leé 15 conmovedoras fotografías donde se observa la bandera de Nicaragua en la caravana de migrantes

La persona que escuchó a la joven se comunicó con el Cenidh, quienes buscaron cómo obtener una información adicional, porque es una situación peligrosa para la vida de María Alejandra Castillo.

“Como Cenidh nos avocamos con el Mecanismo de Seguimiento Especial para Nicaragua (Meseni) e incluso con la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, a quienes pusimos en conocimiento de la grave preocupación para esta joven y que tuviesen una especial atención en este caso”, indicó Abarca.

Otros casos

Abarca mencionó que no es la primera vez que tienen una situación similar. Dijo que a mediados de julio, en Granada, una estudiante de Economía Agrícola fue detenida por antimotines y parapoliciales, quienes la trasladaron a una unidad, donde la golpearon en el estómago que le provocó un aborto.

Otro de los casos fue el de la universitaria Elsa Valle, quien a inicios de octubre denunció lo sufrido ante organismos de derechos humanos nacionales e internacionales.

Valle estuvo detenida en la cárcel La Esperanza, luego de ser sometida a maltratos físicos y sicológicos, según denunció.


Noticias Relacionadas