Asedio policial en Camino de Oriente. Óscar Sánchez/Metro
Asedio policial en Camino de Oriente. Óscar Sánchez/Metro

Managua, Nacionales por Dickson Espinoza,

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), y la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU (OACNUDH ), mostraron su preocupación luego de que la Policía de Nicaragua realizara un sinnúmero de detenciones de forma violenta a manifestantes que pedían la libertad de otros protestantes presos en Managua.

“OACNUDH frente a la detención de varias personas esta mañana en Nicaragua cuando ejercían su derecho a participar en una manifestación pacífica, reitera su llamado al Gobierno a que cese de inmediato el acoso, la intimidación y la penalización de las protestas”, informó la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU.

El suceso ocurrió en Camino de Oriente, precisamente donde iniciaron las protestas contra el Gobierno el pasado 18 de abril, lugar de donde esta mañana se esperaba que diera inicio la marcha “Unidos por la libertad”, convocada por la nueva Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB).

“La CIDH expresa profunda preocupación por detenciones de esta mañana en Nicaragua y reitera que la protesta social es un derecho legítimo de los ciudadanos”, escribió la Comisión en sus redes sociales.

La Policía Nacional emitió ayer un comunicado en el cual advirtió que “no se permitirá ninguna actividad sin la correspondiente autorización y cobertura policial”, y que tomaría “todas las medidas necesarias para mantener la seguridad y el orden público”.

Asedio policial en Camino de Oriente. Óscar Sánchez/Metro

Inicialmente, la marcha “Unidos por la libertad” iniciaría en la Rotonda Jean Paul Genie, sin embargo, la presencia de oficiales de la Policía y simpatizantes del partido de gobierno obligaron a que el punto de reunión se cambiara a Camino de Oriente, donde la

Policía llegó a realizar detenciones a varias de las personas que se encontraban en el lugar.

“La CIDH llama al Estado de Nicaragua respetar el derecho de la protesta social y garantizar seguridad de las personas en contextos de manifestaciones públicas de protesta”, agregó la CIDH en su texto.

Paulo Abrao, secretario ejecutivo de la CIDH, se pronunció al respecto sobre las violentas detenciones de la Policía de Nicaragua a manifestantes, considerándolas inaceptables y autoritarias.

“Inaceptables actitudes represivas y autoritarias en este momento en Nicaragua. Estado de Excepción se va consolidando con medidas estatales incompatibles con la democracia y los derechos humanos”, escribió Abrao en sus redes sociales.

Edison Lanza, Relator Especial para la Libertad de Expresión de la CIDH, también condenó la actitud de la Policía Nacional y expresó su contrariedad a la declaratoria de ilegalidad de marchas opositoras que emitió ayer la institución.

“El derecho a manifestar no puede estar sujeto a autorización previa. La Policía nicaragüense quiere establecer una regulación previa para impedirlas o declararlas ilegales y reprimirlas. Esto contradice el derecho internacional”, expresó Lanzas, luego de los acontecimientos ocurridos esta mañana en Camino de Oriente.


Noticias Relacionadas