Parte de la Unidad Nacional Azul y Blanco. Archivo/Metro
Parte de la Unidad Nacional Azul y Blanco. Archivo/Metro

Nacionales por José Isaac Espinoza,

La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia (ACJD), miembro de la UNAB, tuvo la iniciativa de invitar al partido Ciudadanos por la Libertad (CxL) a ser parte de la Unidad Nacional.

CxL se sumó a la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB), que impulsa demandas de transformaciones de orden político, pero que no es una coalición partidarista ni electorera, indicaron este miércoles representantes de esta organización.

“El día lunes, la ACJD decidió en pleno girar una invitación a Ciudadanos por la Libertad a formar parte de la Unidad Nacional Azul y Blanco. El día de hoy  (ayer) se hizo la invitación a CxL, quienes mostraron su anuencia a trabajar en conjunto y como aliado con las acciones en los territorios por la consecución de elecciones libres y anticipadas”, señaló Juan Sebastián Chamorro, director de la Fundación para el Desarrollo Económico y Social (Funides), que forma parte de la ACJD.

Chamorro recalcó que la Unidad Nacional Azul y Blanco “es una instancia de participación voluntaria, democrática y sin exclusiones. La unidad no es una instancia electoral partidaria”.

Por su parte,  Kitty Monterrey, presidenta nacional de CxL, comentó que este partido “siempre se ha mantenido activo en todas las protestas realizadas en contra del Gobierno y seguirá apoyando todos estos esfuerzos”.

Ven complicado sumar a otros partidos

Carlos Tünnerman, miembro de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, dijo que desde un inicio se acordó que la Unidad Nacional Azul y Blanco no sería excluyente, pero que acogería solo a los partidos políticos comprometidos a luchar contra el Gobierno y que tengan vocación democrática.

“Con CxL hemos tenido muchas coincidencias, hemos visto participar en las protestas a miembros de esa agrupación política y por lo tanto, pueden sumarse a la unidad. En CxL militan muchos ciudadanos con vocación democrática reconocida por la población y eran candidatos idóneos para integrar a la Unidad Azul y Blanco”, añadió Tünnerman.

Valeska Valle, de la Coordinadora Universitaria que integra a la Alianza Cívica, reconoció la necesidad de sumar a los actores políticos en la Unidad Azul y Blanco.

Organizaciones políticas como el Partido Liberal Constitucionalista, (PLC) Alianza por la República (APRE), Partido Liberal Independiente (PLI), difícilmente serían invitados a integrarse a la Unidad Azul y Blanco, explicó Tünnerman.

“Esos partidos mientras estén participando como diputados en la Asamblea Nacional, a sabiendas de que el partido de Gobierno tiene la mayoría calificada (en el Parlamento) y que sus presencias no tienen una trascendencia similar a la que tuvo en el pasado el grupo opositor, le hacen el juego al Gobierno”, valoró.

Los voceros del PLC y de APRE, dijo Tünnerman “han anunciado públicamente que ellos ya se inscribieron para participar en las elecciones regionales del Caribe (en marzo 2019), eso a criterio de la Unidad Nacional Azul y Blanco, es hacerle el juego al Gobierno porque van a una elección regional con el mismo Consejo Supremo Electoral (CSE), sin ningún cambio en la Ley Electoral”.

Tünnerman mencionó que la Unidad Nacional “no está haciendo nada con un criterio partidarista, ni con intereses partidaristas, sino acciones políticas enfocadas en el interés común de la nación”.


Noticias Relacionadas