Félix Maradiaga, politólogo nicaragüense.| EFE
Félix Maradiaga, politólogo nicaragüense.| EFE

Managua, Nacionales Por

Organizaciones y defensores de los derechos humanos de México, Colombia, Venezuela, Perú y Ecuador manifestaron su rechazo a las medidas adoptadas en Nicaragua contra el Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (Ieepp), cuyo director es el académico y politólogo. Félix Maradiaga, quien tiene una orden de captura.

“Las organizaciones que firman esta comunicación rechazan estas políticas asumidas por el Gobierno y expresan su total solidaridad con el Ieepp y la sociedad civil nicaragüense que, libre y autónoma, reclama derechos, justicia y democracia”, indicó ese grupo de organismos en una declaración suscrita por los cinco países y divulgada por el Ieepp.

El 28 de septiembre pasado, la Policía de Nicaragua accedió a la sede del Ieepp, donde obtuvo documentación del organismo.

Un juez de Nicaragua ordenó la captura de Maradiaga, quien denunció violaciones a los derechos humanos por parte del Gobierno de Daniel Ortega ante el Consejo de Seguridad de la ONU.

Según la acusación, Maradiaga “gestionó a nivel nacional e internacional, al servicio y con el apoyo de grupos delictivos nacionales e internacionales, recursos financieros que captó y canalizó utilizando como medio en la ruta del financiamiento” al Ieepp.

Junto con Maradiaga fueron acusados los ciudadanos Pío Arellano y Jean López “por los mismos delitos”.

El académico supuestamente utilizó el Ieepp “para el adiestramiento de grupos de personas, que posteriormente participaron en las acciones desestabilizadoras del país ocurridas desde el 18 de abril, causando miedo y terror en la población nicaragüense”, señala la acusación del Ministerio Público.

La fecha coincide con el estallido social contra Ortega por unas fallidas reformas de seguridad social, que se convirtieron en la exigencia de su renuncia y la de su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo.

El 5 de septiembre pasado, durante una reunión del Consejo de Seguridad para abordar el tema de Nicaragua, el académico brindó además su testimonio en respaldo de un informe de la Oficina del Alto Comisionado de la Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh).

En el documento, los organismos advierten que tanto en Venezuela como en Nicaragua “es posible constatar que desde el poder se están implementando formas y mecanismos de confrontación no democráticos y de violación de derechos fundamentales, para enfrentar la disidencia, la crítica y la protesta civil, criminalizando la actuación ciudadana legítima”.


Noticias Relacionadas