Emilia Mello fue interrogada y retenida por 30 horas por autoridades de Migración. |cortesía
Emilia Mello fue interrogada y retenida por 30 horas por autoridades de Migración. |cortesía

Destacado, Nacionales por Noelia Celina Gutiérrez /Metro Nicaragua,

Emilia Mello se desató en llanto al llegar al asiento del avión que la trasladaría desde Managua hacia San Salvador. Se sintió “libre” y a salvo. Estaba siendo deportada, luego de ser detenida más de 30 horas por agentes policiales, llevada a las celdas de la Dirección de Auxilio Judicial, en Managua, e interrogada por oficiales de migración.

“Ellos (las autoridades) me querían involucrar en políticas internas del país”, aseguró Mello, agregando que la acusaban de andar “con delincuentes armados”. Sin embargo, la documentalista, de 40 años, acompañaba a un grupo de 19 nicaragüenses, entre ellos, 17 jóvenes miembros de la Coordinadora Universitaria por la Justicia y la Democracia (CUJD), quienes han liderado desde hace más de cuatro meses protestas contra el Gobierno.

Mello había llegado a Nicaragua el 24 de julio para trabajar en un proyecto audiovisual sobre la actual crisis sociopolítica del país financiado por una organización inglesa. Pero el 25 de agosto, a las 9:30 a.m., fue detenida mientras se dirigía a la ciudad colonial de Granada a filmar una manifestación antigubernamental.

“Nos llevaron a una cárcel en Jinotepe”, relató la documentalista, quien asegura que no les dieron ninguna información sobre el motivo de la detención. “Era una situación muy incierta”, añadió. Dentro de la estación, una de las estudiantes tuvo un ataque epiléptico, tenía problemas para respirar. Mello empezó a gritar pidiendo atención médica para la joven, alertando que “estaba a punto de morir”. Finalmente, la estudiante fue trasladada por los oficiales hacia un hospital y el resto del grupo fue trasladado a Managua.

Al llegar a la Dirección de Auxilio Judicial, conocida como El Chipote, los estudiantes “estaban con mucho miedo”. Las celdas de esa cárcel son temidas por los cientos de denuncias de torturas y malos tratos que han realizado ciudadanos detenidos allí en los últimos meses. “Algunos estaban seguros de que iban a morir allá”, apunta la brasileña-estadounidense.

Un par de horas después, ante “la persistencia de los que presionaron para la liberación de todos”, según Mello, dejaron a los nicaragüenses salir. Sin embargo, ella fue trasladada a una sede de la Dirección de Migración y Extranjería poco antes de la 7:00 p.m.

“Allí fui interrogada hasta las 3:30 a.m por cinco personas diferentes. Ellos querían acceso a mi material, mi teléfono, mis contactos”, relató Mello, quien se negó a colaborar con información. “Me amenazaron con que yo iba a sufrir un proceso judicial dentro de Nicaragua, pero mi posición era que Migración debía decidir mi estadía en el país, y que si tenía o no una acción criminal, los que tenían que decidir eran los jueces”, añadió.

Emilia Mello, documentalista brasileña. Internet

Durante el interrogatorio, los agentes le preguntaban qué estaba haciendo en el país y cuáles eran sus contactos. Aunque no fue maltratada físicamente, Mello confesó que fue sometida a un “proceso sicológico intenso”, pues la amedrentaban con que sus embajadas no estaban interesadas en su caso, la amenazaron con imputarle un proceso judicial y le limitaron las horas de sueño. Tampoco la dejaron contactarse con el personal consular ni con sus amigos o familiares en el extranjero.

Finalmente, a la 1:30 p.m. del domingo, las autoridades firmaron el documento de su deportación y a las 5:30 p.m. Mello abordó un vuelo hacia San Salvador. “Cuando llegué a mi asiento, empecé a llorar mucho de alivio, que yo estaba viva y que estaba libre”, dijo la documentalista.

Pero también sintió tristeza, porque según su experiencia, las autoridades nicaragüenses “están haciendo de todo para oprimir a la gente, las opiniones, la libertad de expresión”.

Aunque Mello logró llevarse consigo su cámara, perdió material que no llevaba consigo el día de la detención. Ahora, desde Estados Unidos, y con restricción migratoria para volver a Nicaragua, asegura que hará “todo” para terminar su trabajo.

“Voy a hacer todo lo posible para que se sepa lo que está pasando en Nicaragua y lo que está haciendo el gobierno de Ortega y Murillo”, sostiene.

¿Quién es Emilia Mello?

Mello estudió un máster en Bellas Artes en la Universidad del Sur de California y fue productora asociada de la película nominada al Óscar, Wasteland. La estadounidense-brasileña ha trabajado desde 2007 en más de 10 proyectos documentales, según IMDb, y su primera película, “No Kings”, aún se encuentra en la fase de posproducción.


Noticias Relacionadas

Con el inicio de la Copa América, uno de los torneos más seguidos del futbol mundial, muchos productos relacionados al certamen se pueden ver en Bra...

por Pablo Cavada

Perú dio este martes un paso de gigante hacia cuartos de final de la Copa América al deshacerse por 3-1 de la endeble Bolivia en partido del grupo A...

por AFP