Imagen de referencia / Archivo de Metro
Imagen de referencia / Archivo de Metro

Destacado, Nacionales por Rafael Lara,

Por haber asistido a heridos y lesionados durante las protestas antigubernamentales, bomberos voluntarios son objeto de amenazas y persecución, según denunciaron ante organizaciones de derechos humanos.

El problema para ellos vino cuando sus rostros aparecieron en noticieros de televisión y fotografías de los diarios. Inicialmente, pensaron que como su labor no tenía nada que ver con las protestas ni con posiciones políticas, no tendrían ningún problema, pero se equivocaron.

El acudir a prestar atención a las personas heridas y lesionadas durante las marchas antigubernamentales, que iniciaron en abril, tiene a “Sergio” refugiado en Guatemala.

Mirá el video: Universitarios hacen plantón en la UCA para pedir respeto a la autonomía

A ese país viajó en busca de refugio para su familia, cuando se sintió acorralado por las amenazas y el asedio de fuerzas represivas, según relató.

Sus compañeros también dejaron sus casas para salvar sus vidas, dijo bajo condición de anonimato, asegurando que son unos 30 los bomberos voluntarios que tuvieron que huir.

A medida que arreciaban las protestas también se incrementaban los protocolos para atender las emergencias, recuerda el denunciante.

Él y sus compañeros reclamaron y ante la falta de respuesta, tomaron la decisión de formar grupos de trabajo para dar asistencia sin utilizar los emblemas del Benemérito Cuerpo de Bomberos.

“A nosotros nos balearon (dispararon), a un doctor que también era bombero voluntario y a otro se lo llevaron a El Chipote. A otro, cuando iba saliendo de una gasolinera, unos encapuchados lo golpearon. Así, uno por uno nos han ido cazando”, asegura el entrevistado, indicando que al menos 30 de sus compañeros buscaron refugio en el extranjero y otros todavía están huyendo en Nicaragua.

“A los que no nos pudieron amedrentar con las primeras advertencias, nos echaron a las turbas y los policías. Entonces, fuimos a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y por esa razón se desató una cacería de brujas”, aseguró Sergio, quien dejó el país tras lograr huir de la policía.

Benemérito desconoce

En representación de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), Denis Darse confirmó que han documentado las denuncias sobre la persecución a los bomberos voluntarios.

Mirá el video Juicio secreto a acusado de matar a brasileña en Managua

Sobre esta denuncia, el director del Benemérito Cuerpo de Bomberos, comandante Enrique Chavarría, comentó que como institución participaron en todos los eventos y estuvieron dando asistencia a quien la necesitó, pero desconoce las denuncias planteadas.

“No tengo conocimiento al respecto y no puedo especular. No hemos tenido noticias de eso”, declaró.

Tampoco dijo estar al tanto de la conformación de grupos de bomberos voluntarios que actuaron de forma independiente.

“En ese grupo se ubican los médicos, auxiliares de medicina, siendo un grupo importante y activo, la gente de los cuerpos de bomberos voluntarios. Incluso, algunos nos han dicho que se sienten asediados por la frecuencia con que pasan por sus viviendas las patrullas policiales”, afirmó Darce.

“Esta gente desempañaba una labor humanitaria que debería ser respetada en cualquier situación o conflicto, y en ese sentido no puede considerarse una posición política; incluso, su actuación pertinente seguramente salvó varias vidas y representó una disminución de las cifras mortales en este conflicto”, alegó Darce.


Noticias Relacionadas