Bismarck Picado/Metro
Bismarck Picado/Metro

Destacado, Managua, Nacionales por Uriel Velásquez,

Los capitalinos recibieron este miércoles a su patrono Santo Domingo de Guzmán con algarabía, pero también con un marcado ambiente de oración y recogimiento entre gran parte de los feligreses, que pidieron por una salida rápida a la crisis sociopolítica que atraviesa Nicaragua.

Los bailes tradicionales de las fiestas eran notorios, decenas de niños y adultos llenaron sus cuerpos de aceite negro y otros se vistieron como “diablitos” para acompañar la procesión.

Hubo dos escenarios durante el recorrido de la imagen: miles de promesantes que bailaban incesantemente al sonar de las bandas filarmónicas y marimbas y otros que con rosario en mano se dedicaron a la oración, que en buena parte fue dirigida por miembros del comité parroquial de Las Sierritas.

La tradicional bajada del patrono de Managua, Santo Domingo de Guzmán se realizó en un ambiente de oración para pedir por la paz de Nicaragua, que hoy cumple 107 días de protestas

Entre el 31 de julio y 1 de agosto la parroquia de Santo Domingo repartió al menos 15.000 rosarios a los feligreses para promover la oración por la situación que atraviesa el país, sumido en una crisis sociopolítica que ha dejado entre 295 y 448 muertos, según organismos de derechos humanos.

El tradicional cacique mayor en las fiestas. Bismarck Picado/Metro

La imagen de Santo Domingo fue adornada con flores amarillas y blancas, los colores de la iglesia. En la romería también se escucharon manifestaciones de respaldo a los obispos de la Conferencia Episcopal.

Este año la procesión de Santo Domingo se caracterizó por avanzar con rapidez y bailar al santo por tiempos máximos de 15 minutos en los puntos donde tradicionalmente se hace.

Debido a la situación de inseguridad en el país, el padre Boanerges Carballo explicó que el objetivo de avanzar con mayor rapidez que en años anteriores fue “para que la mayor parte de las personas puedan regresar a sus casas aún con la luz del día”.

Sin ayuda del Gobierno

La Policía Nacional mantuvo una presencia raquítica durante la procesión de Santo Domingo y tampoco designó un cordón de seguridad al alrededor de la imagen como tradicionalmente lo hacía.

La alcaldesa de Managua Reyna Rueda tampoco asistió. La mayordomía de las fiestas patronales de Managua, que se realizan del 1 al 10 de agosto, este año está a cargo de los párrocos Boanerges Carballo y Juan José Nolazco. Carballo aseguró que la Alcaldía no dispuso de un presupuesto para las dos parroquias de Santo Domingo, como lo ha hecho en años anteriores, pero dijo haberse enterado de que están apoyando a varios comités tradicionalistas de forma independiente. Cruz Roja Nicaragüense dio cobertura a la “traída” de la imagen de Santo Domingo de principio a fin con, al menos, cien voluntarios, pero será hasta este jueves que brinden los detalles de cuántas atenciones brindaron.


Noticias Relacionadas

Las fiestas patronales de Masaya, conocidas por ser las más largas de Nicaragua al tener una duración de tres meses, se vivirán este año en un amb...

por Uriel Velásquez /Metro Nicaragua