Los obispos, que se hacían acompañar por el nuncio apostólico, trataron de mediar, pero fue imposible. AFP
Los obispos, que se hacían acompañar por el nuncio apostólico, trataron de mediar, pero fue imposible. AFP

Nacionales por ACAN-EFE,

Los obispos de la Iglesia católica en la República Dominicana manifestaron ayer su repudio por “las agresiones que en Nicaragua se han realizado a todo el pueblo, incluyendo a obispos y sacerdotes que buscan la defensa de los nicaragüenses”.

En una carta pastoral emitida ayer, donde se da cuenta de la LVI Asamblea Plenaria del Episcopado celebrada del 1 al 6 de julio, los obispos dominicanos muestran su convencimiento de que “es posible encontrar una salida consensuada que evite una mayor división y derramamiento de sangre” en el país.

“Que el Señor les mantenga firmes, como valientes testigos suyos en medio de la violencia y las injusticias que arropan a esa nación hermana”, apunta la misiva.

Se une Honduras

La Conferencia Episcopal de Honduras indicó en un comunicado que los obispos “lamentamos profundamente y condenamos” la agresión contra el cardenal nicaragüense Leopoldo Brenes y el nuncio apostólico Stanislaw Waldemar Sommertag, entre otros.

“La Conferencia Episcopal de Honduras junto con todo el pueblo hondureño queremos manifestar nuestras muestras de apoyo, solidaridad y acompañamiento en todo su actuar pastoral”, añaden los obispos hondureños. Enfatizan que a la iglesia que “peregrina en Nicaragua ha tocado ahora cargar con el dolor y sufrimiento de todo el pueblo nicaragüense”.

“Nos unimos a tantas Conferencias Episcopales e iglesias particulares que han expresado un valioso testimonio de comunión para elevar juntos una súplica y plegaria al Padre Celestial, pidiendo por la paz y la justicia en Nicaragua, pidiendo por su Iglesia y por cada persona y cada familia que viven en medio del peligro, la amenaza y la incertidumbre”, precisó. Los obispos hondureños instaron a sus homólogos a que “su fe y su esperanza no desfallezcan y continúen anunciando el Reino de Dios, que es ‘justicia, paz y gozo en el Espíritu Santo’”.


Noticias Relacionadas