La ANPDH sostiene que hay, al menos, 221 personas desaparecidas y que las casas del FSLN en San Marcos y León se estarían usando como centros de tortura. EFE
La ANPDH sostiene que hay, al menos, 221 personas desaparecidas y que las casas del FSLN en San Marcos y León se estarían usando como centros de tortura. EFE

Destacado, Nacionales por Uriel Velásquez /Metro Nicaragua,

La Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH) informó este martes que ha recibido denuncias sobre la existencia de dos fosas comunes en el departamento de Carazo, una estaría ubicada detrás del estadio Cacique Diriangén, de Diriamba, y otra en la parte trasera del estadio Pedro Selva, de Jinotepe.

En estos sitios fuerzas parapoliciales estarían depositando cadáveres de jóvenes asesinados en el contexto de la represión a las protestas contra el gobierno del presidente Daniel Ortega.

“Hemos recibido denuncias de la ciudadanía de Carazo sobre la existencia de fosas comunes para depositar y esconder cadáveres de ciudadanos asesinados y han señalado su ubicación detrás de los estadios de Carazo”, aseguró el secretario ejecutivo de la ANPDH, Álvaro Leiva.

La información surge al mismo tiempo que se contabilizan, al menos, 261 personas desaparecidas, de las que no se tiene registro en morgues y hospitales, según el último informe de la ANPDH presentado este martes.

El reporte menciona el uso de casas del gobernante Frente Sandinista como centros de tortura, según denuncias de familiares y las propias víctimas.

Alvaro Leiva /AFP

 

“Como referencia podemos mencionar la casa del FSLN de San Marcos y León”, refiere el informe.

41 muertos en siete días

La organización elevó a 351 la cantidad de personas asesinadas en el país desde el 18 abril hasta la medianoche del 10 de julio.

En la semana del 3 al 10 de julio, la ANPDH registró la muerte de 41 personas a nivel nacional, la mayoría originarios de Diriamba y Jinotepe, municipios que el pasado domingo fueron víctimas de ataques de parapoliciales y antimotines cuando llegaron a eliminar los tranques y barricadas que se mantenían en forma de protesta.

Entre las 351 víctimas mortales que se registran desde el 18 de abril, se contabiliza la muerte de 28 parapoliciales y 16 policías, que fueron asesinados mientras reprimían a manifestantes.

A nivel nacional, el municipio de Managua es el que registra más bajas con 133 muertes, seguido de Tipitapa, Ciudad Sandino y Jinotepe. Entre las víctimas hay, al menos, 27 menores de 17 años. La cantidad de personas heridas asciende a 2.100.

Estado de sitio no declarado

Álvaro Leiva explicó que a nivel nacional se mantiene un “estado de sitio no declarado” provocado por operaciones fuera del marco de la Ley de grupos armados parapoliciales y de choque, dirigidos por grupos afines a la ideología partidaria del Gobierno.

LA ANPDH señala que los dirigentes de los Consejos del Poder Ciudadano (CPC) “son los que se encargan de dirigir las capturas, torturas, asesinatos atroces selectivos allanamiento de moradas y daño a la propiedad privada y pública motivados por un fanatismo partidario con listas en mano”.


Noticias Relacionadas

El número de muertes por las protestas contra el gobierno de Daniel Ortega se elevaron a 309, según la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humano...

por José Isaac Espinoza /Metro Nicaragua