Indio Maíz sirve de hábitat para al menos 1.221 especies de aves, 159 de insectos, 65 de mamíferos, 55 de reptiles, 34 de anfibios, 26 de peces, y 369 especies de plantas, así como de 101 especies en peligro de extinción / Archivo
Indio Maíz sirve de hábitat para al menos 1.221 especies de aves, 159 de insectos, 65 de mamíferos, 55 de reptiles, 34 de anfibios, 26 de peces, y 369 especies de plantas, así como de 101 especies en peligro de extinción / Archivo

Departamentos, Nacionales por Mauricio González /Metro Nicaragua,

Fundación del Río denunció que los colonos han destruido, al menos, 134 manzanas de bosques de la Reserva Biológica Indio- Maíz, la segunda de mayor importancia en Nicaragua.

Amaru Ruiz, presidente de la fundación, explicó que la destru-cción ocurrió a finales de abril e inicios de mayo, después del gran incendio forestal que afectó más de 6.000 hectáreas de la reserva.

Además indicó que la deforestación se dio en varias comunidades ubicabas en el límite de la zona núcleo y consiste en el derribo de árboles y la quema de todo el ecosistema para la siembra de pasto para ganado. Algunas de estas comunidades son El Papayal, Las Flores, Santa Elena y Monte Verde, todas ubicadas al oeste del municipio de El Castillo, en Río San Juan.

La denuncia la hizo la fundación a través de un proyecto comunicacional “Salvemos la Reserva Indio-Maíz”, en Facebook. Ruiz precisó que encontraron los hallazgos de la destrucción luego de giras de monitoreo que son parte de la iniciativa del Batallón Cívico Indio-Maíz. El presidente de Fundación del Río explicó que este batallón es un proyecto que iniciaron en 2017 y que su propósito es fortalecer las acciones de conservación.

El batallón está compuesto por guardabosques del territorio Rama-Kriol, campesinos de las comunidades y cooperativas de la zona. Ruiz considera que la situación complicada que vive el país podría ser un agravante de la colonización de la reserva. “Si antes no había eficiencia por parte del Gobierno para proteger los recursos menos ahora”, afirmó.

Reserva, más vulnerable

En cambio, Alejandro Alemán especialista en temas ambientales del Centro Humboldt, dice que la invasión a las reservas podrían ser un mecanismo de pago para atraer a gente a intereses políticos. “Ahora no solo se trata de descuido por parte del Gobierno”, expresó.

Alemán afirmó que en Indio-Maíz puede estar sucediendo lo mismo que pasó en Bosawas, en donde se permitió la invasión de colonos con el propósito de cambiar la matriz electoral de esa zona. “Nunca han tenido preocupación por la protección de los recursos, menos ahora con la situación que vivimos”, expresó.

El experto indicó que el gobierno territorial Rama-Kriol, a cargo de una gran parte de la reserva, puede comenzar a llamar la atención internacional para tratar de detener la destrucción de la reserva. “Tal vez la

Unesco puede actuar a través de un pronunciamiento. Luego solicitar una visita para presionar al Estado para que cumpla su compromiso de proteger la reserva”, aseguró Alemán.


Noticias Relacionadas