Las exigencias de los universitarios incluyen la restructuración del Consejo Universitario de ese recinto, y la renuncia de los dirigentes de la Unión Nacional de Estudiantes de Nicaragua (UNEN). Foto: Archivo
Las exigencias de los universitarios incluyen la restructuración del Consejo Universitario de ese recinto, y la renuncia de los dirigentes de la Unión Nacional de Estudiantes de Nicaragua (UNEN). Foto: Archivo

Managua, Nacionales por Noelia Celina Gutiérrez,

Los estudiantes atrincherados en el recinto universitario Rubén Darío de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua) están dispuestos a negociar una salida de las instalaciones universitarias siempre y cuando se discutan sus demandas y se establezcan medidas de seguridad para los jóvenes que allí permanecen desde el 7 de mayo, quienes han sido amenazados y asediados.

Lo anterior lo afirmaron ayer, luego de conocer que las autoridades convocaron a docentes y personal administrativo a reintegrarse a sus labores el próximo martes 17 de julio. Oficialmente, en el sitio web de la UNAN-Managua se establece en un comunicado que “la reprogramación del año académico”, se dará a conocer “oportunamente”.

“Nosotros hemos pensado en una posible salida, pero cuando las autoridades demuestren interés por lo que está pasando y nos den respuestas”, comentó Jonathan López, uno de los voceros del estudiantado.

Las exigencias de los universitarios incluyen la restructuración del Consejo Universitario de ese recinto, y la renuncia de los dirigentes de la Unión Nacional de Estudiantes de Nicaragua (UNEN), a quienes denuncian de corrupción y de ser el brazo político del partido gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) en la UNAN.

Temen desalojo violento

Ante el llamado de las autoridades de la UNAN-Managua a reinicio de sus labores, los estudiantes expresaron su temor a ser desalojados por la fuerza de las instalaciones, así como han sido desarticulados los tranques y barricadas en diversos puntos del país.

“Todos los estudiantes denunciamos como responsables directos e indirectos de cualquier masacre que pueda ocurrir a los compañeros atrincherados en este recinto, a todas las autoridades de la UNAN-Managua”, aseguró el estudiante apodado “Meme”, quien mencionó directamente a la rectora Ramona Rodríguez y al vicerrector general Jaime López Lowery.

Los estudiantes destacaron que según la Ley 89, Ley de Autonomía Universitaria, ni la Policía ni el Ejército pueden entrar a los recintos universitarios a menos que estos tengan el permiso de las autoridades.

“Por eso los hacemos responsables de cualquier ataque. Le hacemos un llamado a la maestra Ramona Rodríguez, si ella nos quiere desalojar de acá, que venga ella”, destacó uno de los atrincherados.


Noticias Relacionadas