/ Archivo
/ Archivo

Destacado, Nacionales por Uriel Velásquez /Metro Nicaragua,

El cardenal de Nicaragua Leopoldo Brenes fue agredido verbalmente en su llegada a Diriamba, cuando llegó a respaldar al pueblo de Carazo luego de un operativo ejecutado ayer por policías y parapolicías, el cual costó la vida al menos a 14 personas.

El cardenal fue compañado con el nuncio, monseñor Waldemar Stanislaw Sommertag, y representantes de los derechos humano.

El operativo en Carazo que se realizó ayer por policías y parapolicías, dejó al menos a 14 personas muertas, incluidos dos oficiales. Foto: Cortesía

Ataquey golpes

A su llegada a la iglesia de Diriamba, el cardenal de Nicaragua, el nuncio y los sacerdotes fueron asediados por simpatizantes del Gobierno de Nicaragua que les gritaban mentirosos.

Los seguidores del gobierno gritaban: ¡Queremos la paz! ¡El pueblo unido, jamás será vencido!

Los padres entraron a la Basílica de San Sebastián junto con los simpatizantes que les asedian.

La situación era de mucha tensión esta mañana y cuando los obispos tuvieron que entrar por la parte trasera de la basílica de San Sebastián, quedaron rodeados por turbas, encapuchados y personas con la bandera del FSLN.

Además, el grupo de personas que asedia a los obispos logró ingresar a la basílica de San Sebastián, adonde los obispos se habían refugiado.

Metro pudo confirmar que algunas personas tiraban manotazos a monseñor Silvio Báez.

Entraron a la Basílica

En el interior del templo se confirmó que algunos encapauchados empezaron a tirar golpes a las personas que estaban con los obispos.

Cuando el cardenal Brenes, el nuncio y resto de obispos intentaban salir de la basílicia de San Sebastián, las turbas lo impedían.

Pobladores explicaron que el operativo de la turbas consistió en lo siguiente:

  • Esperar a los obispos para ofenderlos verbalmente.
  • Rodear la basílicia de San Sebastián, adonde habían ingresado los obispos.
  •  Penetrar al templo y provocar el caos.
  •  Impedir que la población prestara ayuda a los obispos.

Robo a periodistas

Tras salir de la basílica, las tuirbas y parapolicías robaron cámaras a los canales 100% y Noticias 12, y a periodistas de otros medios.
También los parapolicías golpearon a los periodistas, incluido al enviado especial por Metro.

/ Uriel Velásquez

“Su eminencia, cardenal Leopoldo José Brenes, junto a monseñor Silvio Báez, el señor nuncio apostólico (Waldemar Stanislaw Sommertag) y sacerdotes van camino a Carazo para acompañar a la población en estos momentos difíciles que han vivido en las últimas horas. Oremos por nuestros sacerdotes y obispos para que Dios siga iluminando su misión profética”, indicó la Arquidiócesis de Managua al referirse a la misión de los religiosos.

/ Uriel Velàsquez

 

Brenes ayer mismo en la misa que realizaba en la Catedral de Managua pidio al mandatario Daniel Ortega que ordenara suspender ese operativo.

La misión de la iglesia católica es acompañada por una caravana de al menos 10 sacedotes, y también por Álvaro Leiva, de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH).

El operativo en Carazo que se realizó ayer por policías y parapolicías, dejó al menos a 14 personas muertas, incluidos dos oficiales.

Los pobladores denunciaron un ataque armado, uso de drones para ubicar a los protestantes y agregaron que la basílica de San Sebastián (Diriamba) y la parroquia Santiago (Jinotepe) estaban rodeadas por civiles armados.


Noticias Relacionadas