/ Archivo
/ Archivo

Destacado, Managua, Nacionales por Tania Narváez,

El Cardenal de Nicaragua Leopoldo José Brenes deja claro que la noticia de la supuesta detención del sacerdote Deyvis Onel López Jarquín, es “absolutamente falsa”.

“Lo que ocurrió fue que mientras el padre Deyvis se dirigía a Diriamba llevando víveres, refrescos y bujías, producto de una donación para el comedor infantil de su parroquia, fue detenido por la Policía este jueves por la tarde en Las Esquinas, pero luego se le dejó pasar”, aclaró la Arquidiócesis de Managua.

Según el comunicado publicado en las redes sociales de la Arquidiócesis de Managua, el padre Deyvis Onel López Jarquín, párroco de la parroquia San Gregorio Magno de Diriamba, es acusado de transportar material explosivo y armas de fuego, pero la acusación es falsa.

Junto al sacerdote se encontraban dos diriambinos más, quiénes lo acompañaban, Roberto Jiménez y Adrián Antonio Sánchez.

“Sólo fui a retirar una donación que nos hicieron en radio María en Managua, no es verdad lo que dicen, no trasportábamos armas en la camioneta, los señores policías pudieron observar, revisaron todo como lo hacen de rutina, no tenemos necesidad de andar con armas si tenemos a Cristo en nuestros corazones, no nos maltrataron, sólo hicieron sus preguntas a las cuál se respondió con la verdad”, argumentó el sacerdote, en una llamada telefónica realizada por este medio de comunicación.

“El Padre Deyvis se encuentra bien y completamente libre. Lamentamos este incidente y exigimos que las autoridades no pongan obstáculo a la misión de la Iglesia ni denigren y ofendan a nuestros sacerdotes. No dejemos de orar por nuestros Presbíteros, como nos lo pide el Papa Francisco en su mensaje del mes de julio”, expresó la Arquidiócesis de Managua en su comunicado.

Según el comunicado, mientras el Padre Deyvis estuvo detenido, fue fotografiado y ahora las imágenes se publican en las redes sociales con el objetivo de denigrarlo.


Noticias Relacionadas