Los paramilitares aún permanecen en las calles armados y, en su mayoría, con el rostro cubierto. Foto: Cortesía
Los paramilitares aún permanecen en las calles armados y, en su mayoría, con el rostro cubierto. Foto: Cortesía

Destacado, Nacionales por AFP, Katherine Chavarría y Javier Poveda,

Un grupo de paramilitares interceptó este martes a cuatro sacerdotes que se dirigían al municipio La Trinidad, Estelí, donde se registró un fuerte enfrentamiento entre antimotines y manifestantes que bloquearon una vía.

“Algunos sacerdotes de las parroquias intentamos acercarnos para dialogar, para evitar un enfrentamiento entre manifestantes y policías, pero al llegar cerca de La Trinidad los paramilitares nos impidieron el paso”, dijo a la AFP el sacerdote Eugenio Rodríguez.

“Eran como cinco armados, algunos encapuchados”, dijo Rodríguez, de la parroquia San Francisco de Asís de la ciudad de Estelí. Los religiosos fueron interceptados poco antes de llegar a La Trinidad, en donde ocurrió un fuerte enfrentamiento entre manifestantes, policías y paramilitares que habría dejado tres personas de los autoconvocados heridos. Al cierre de esta edición, también se informó de una persona muerta de nombre Miguel Ángel Ramos, capitán en retiro del Ejército que participó en los ataques contra la población.

Personal del hospital de La Trinidad denunciaron que el centro fue rodeado por los armados, quienes impidieron que lleguen los heridos.

Objetivo: “limpiar” el tranque

Rodríguez dijo que la Policía de Estelí les informó el lunes que tenían órdenes de “limpiar” el tranque (bloqueo) que los manifestantes levantaron en La Trinidad, sobre la carretera Paranamericana.

Explicó que los religiosos, en su función de mediación, comunicaron a los manifestantes los planes de la policía; pero estos se negaron a desalojar la vía. Este martes “muchísimos antimotines y paramilitares” llegaron a La Trinidad para despejar la vía; sin embargo, cuando los sacerdotes trataron de moverse al sitio para detener el enfrentamiento, los armados no los dejaron pasar, contó.

Detienen a jóvenes en barrios de Masaya

Otra de las ciudades afectadas este martes fue Masaya; pues grupos armados llegaron a los barrios San Carlos y Danilo Aguirre con el “plan limpieza” para eliminar las barricadas que los pobladores han levantado para progerse de posibles ataques.

Durante la redada varios jóvenes fueron detenidos, entre ellos el diseñador nicaragüense Alonso Pascua, quien diseñará el traje nacional que Adriana Paniagua lucirá en Miss Universo 2018.

Según relató el periodista de espectáculos Osman Flores a través de su cuenta de Facebook, Pascua fue arrestado cuando se encontraba en un establecimiento comercial del barrio San Carlos.

Varios ciudadanos aseguraron en Facebook que fueron unos paramilitares que se llevaron al diseñador. Sus amigos y familiares expresaron su angustia en las redes sociales.

Quieren sembrar el terror, dicen pobladores

Santiago Reyes, habitante de Masaya, dijo que los grupos armados han querido sembrar el terror; pues se mantienen armados en diversos puntos de la ciudad.

“Ya es demasiado, andan por las calles con sus rifles para que el pueblo no continúe en la lucha y se rinda, pero en Masaya seguiremos hasta el final. Están quitando barricadas con armas y se enfrentan a un pueblo desarmado, cuando aquí la única defensa es nuestra bandera”, dijo Reyes.

Socorro Valle, otra habitante, expresó que “desde temprano se pasean por las calles, lo que hacemos es poner a salvo nuestras vidas y la de nuestros familiares, porque si andás en la calle te disparan, te matan o te secuestran”.

Los pobladores se encuentra alarmados, pues según ellos el objetivo es detener —sin una orden judicial— a los jóvenes que han participado en las barricadas o marchas contra el Gobierno.

“Ellos se andan metiendo en las viviendas con lista en mano, buscando a los muchachos que participan en las marchas o que están en las barricadas, ellos conocen su dirección, su edad y hasta tienen fotografías para dar con ellos, la mayoría son jóvenes y no queremos que sean asesinados o torturados”, comentó Guissel Rosado, pobladora de Masaya.

Los paramilitares aún permanecen en las calles armados y, en su mayoría, con el rostro cubierto. Los habitantes han optado por cerrar sus casas y permanecer resguardados.


Noticias Relacionadas