/ Archivo
/ Archivo

Departamentos, Nacionales por EFE,

Las gestiones del Episcopado para la liberación de 205 vehículos y conductores centroamericanos que se encuentran retenidos en la ciudad nicaragüense de Jinotepe terminó sin acuerdos, informaron hoy las partes.

“No hay, en este momento, una respuesta concreta”, dijo Jorge Solís, coordinador de la Comisión de Verificación y Seguridad creada en la mesa del diálogo nacional, de la que la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) es mediadora y testigo.

Una delegación del Episcopado, acompañado de miembros de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), se reunió este viernes con representantes de los denominados “Autoconvocados”, que mantienen bloqueado con barricadas y zanjas el acceso vial a Jinotepe en protesta contra el Gobierno de Daniel Ortega.

Los líderes de los “Autoconvocados” no permitieron la salida de los furgones, aunque sí aceptaron que se fueran los conductores, quienes sin embargo optaron por quedarse a la espera de un acuerdo.

“No es justo que nos tengan en contra de nuestra voluntad. Nosotros aquí estamos arriesgando nuestras vidas, porque nos usan como un muro, como algo para protegerse, un escudo”, denunció Juan Carlos Medina, transportista de El Salvador, a periodistas.

Aseguró que tienen casi un mes de estar retenidos en situaciones precarias, por lo que demandan la liberación con sus vehículos.

Los “Autoconvocados” usan como escudo los camiones ante posibles ataques de policías, antimotines, parapolicías, paramilitares y grupos de choque oficialistas que “hacen uso de arma de guerra no justificado, con francotiradores, contra ciudadanos que protestan cívica y pacíficamente, según organismos humanitarios.

La Comisión de Verificación y Seguridad hizo esa gestión, sin acuerdos hasta ahora, a solicitud de los embajadores centroamericanos que expresaron al Episcopado su preocupación “porque sus connacionales puedan llegar a su destino”, que no ha sido posible por la interrupción del tráfico en la carretera en el área de Jinotepe, 50 kilómetros al sur de Managua.

El Gobierno de Panamá informó el jueves que 112 transportistas panameños que se encontraban varados en Nicaragua consiguieron retornar a su país, y que aún continuaban atrapados 17, que estaban localizados y que recibiendo el “apoyo” de la embajada panameña en Managua.

Nicaragua está sumida en su crisis más sangrienta desde 1980, cuando también estaba en el poder el presidente Daniel Ortega y sufre desde hace dos meses protestas antigubernamentales diarias, que comenzaron por unas fallidas reformas a la seguridad social.

Los manifestantes piden la salida de Ortega, quien lleva once años en el poder, y han colocado barricadas en las principales carreteras del país, lo que ha provocado la paralización del transporte terrestre.

La Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH) reveló el pasado martes que la crisis ya se ha cobrado la vida de al menos 285 personas, incluidos 20 menores de edad.


Noticias Relacionadas

La crisis migratoria que viven países centroamericanos como El Salvador y Honduras será uno de los temas que abordará el papa Francisco durante su ...

por EFE