Cuando Arnaldo Arita le preguntó a un oficial qué podía hacer para recuperar sus aparatos, este le respondió: “Retirate que te puede ir peor”. Cortesía
Cuando Arnaldo Arita le preguntó a un oficial qué podía hacer para recuperar sus aparatos, este le respondió: “Retirate que te puede ir peor”. Cortesía

Destacado, Managua, Nacionales por Uriel Velásquez /Metro Nicaragua,

Dos corresponsales de la agencia internacional de noticias Reuters en Nicaragua fueron agredidos y despojados de su equipo de trabajo por parte de las turbas, a la vista de la Policía Nacional, mientras cubrían los ataques a las personas que este lunes permanecían en las barricadas del barrio El Edén, en Managua.

Tanto a Arnaldo Arita como a Jorge Cabrera, ambos reporteros, les robaron cámaras, cargadores, celulares, computadoras, lentes de fotografía, mochilas, dinero y documentos personales.
Arnaldo Arita aseguró que los equipos que le fueron robados tienen un costo estimado de US$6.000.

El reportero llegó hasta el sector del puente El Edén, mientras la policía, acompañada de sujetos encapuchados y armados, desmantelaba las barricadas ubicadas en el sector y disparaba contra civiles.

“Cuando llegué al lugar uno de los policías le hizo señas a los encapuchados y se me dejaron venir seis tipos encapuchados y armados, que para mí eran policías vestidos de civiles. Les dije que era prensa internacional, pero no les importó. Me robaron a la vista y paciencia de los oficiales”, explicó Arnaldo Arita a Metro.

Según el reportero, cuando le robaron, los encapuchados se dirigieron a las camionetas doble cabina en las que habían llegado. Cuando le preguntó a un oficial qué podía hacer para recuperar sus aparatos, este le respondió: “Retirate que te puede ir peor”.

Presentan pruebas

El corresponsal de Reuters interpuso la denuncia en la sede nacional de la Policía, en Plaza El Sol, misma que fue recibida por el oficial Martín Guadamuz.

La institución dudó de la veracidad de la denuncia del reportero y le pidió remitir pruebas como videos y fotografías, que más tarde proporcionó.

El reportero se encuentra a la espera de que la institución regrese los equipos, tanto de él como los de su compañero Jorge Cabrera, como les fue prometido.

“Vandalismo apañado por la Policía”

Para el reportero nicaragüense Arnaldo Arita, el robo y la agresión de la que fue víctima no puede seguir ocurriendo.

“Es una censura, vandalismo apañado por la Policía, porque los mismos que me roban se fueron con la policía”, afirmó.

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) ha condenado la “continua represión” contra las libertades de expresión y de reunión en Nicaragua registrada en los últimos días, en particular las agresiones físicas contra periodistas.

De acuerdo con Roberto Rock, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, “atacar a la prensa es atacar la libertad de expresión y restringir el derecho de los nicaragüenses a estar informados”.


Noticias Relacionadas