Eduardo Spiegeler Szejner. Cortesía
Eduardo Spiegeler Szejner. Cortesía

Nacionales por ACAN-EFE,

Los familiares del cineasta guatemalteco, Eduardo Spiegeler Szejner, informaron hoy que su muerte bajo un “Árbol de la vida” durante una protesta contra el presidente Ortega en Nicaragua, fue un “accidente”.

La familia descartó culpables y pidió que su caso no sea manipulado.

“Los dolorosos sucesos que nos han dejado sin su amada presencia son resultado de un accidente, del que no puede culparse a nadie, pues nadie hubiera querido que ocurriera semejante tragedia, razón por la que rogamos que no sea manipulado bajo ninguna forma”, escribieron los familiares en una nota de duelo.

Spiegeler falleció anoche al caerle un “Árbol de la vida”, un armatoste metálico de entre 15 y 20 metros de altura y 9 toneladas de peso, que los manifestantes suelen derribar para mostrar su inconformidad con los símbolos esotéricos de la vicepresidenta Rosario Murillo, a quien se le atribuye su presencia en las calles.

El cineasta, de 30 años de edad, se encontraba documentando la caída del “Árbol de la vida” en el centro actual de Managua, cuando se percató del peligro e intentó alejarse sin éxito.

Spiegeler realizaba su trabajo “desde su compromiso con la causa y de la justicia y la libertad de los pueblos del mundo”, indicaron los familiares.

La familia pidió que la muerte del cineasta no fuera manipulada horas después de que los medios del Gobierno de Daniel Ortega informaron que se trataba de un homicidio.

El guatemalteco fue la primera víctima de la caída de un “Árbol de la vida” desde que iniciaron las protestas, hace 30 días, en las que unos 16 de estos armatostes han sido derribados o quemados.

Las manifestaciones continuas y masivas en contra y a favor de Ortega mantienen a Nicaragua en la crisis política más profunda desde las elecciones de 1990, que sirvieron para que el mismo presidente abandonara su cargo tras gobernar durante toda la década de los años 80 del siglo pasado.

Las protestas iniciaron con manifestaciones en contra de nuevas medidas de seguridad social establecidas por Ortega, quien lleva 11 años seguidos en el poder, y que se acentuaron tras las muertes provocadas por la represión del Gobierno.

Los nicaragüenses esperan que la crisis sea superada por el diálogo nacional que comenzó ayer, entre el Gobierno, el sector privado, estudiantes y sociedad civil, con la mediación de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN), a pesar de que las partes no se mostraron optimistas después de ver la posición del presidente nicaragüense.


Noticias Relacionadas

Eduardo Spiegler, un cineasta de origen guatemalteco, murió la noche de este miércoles al ser aplastado por un “árbol de la vida” que un grupo ...

por Uriel Velásquez