Los medios de comunicación en la región realizaron un seguimiento al diálogo nacional. EFE
Los medios de comunicación en la región realizaron un seguimiento al diálogo nacional. EFE

Nacionales por María José Martínez Rocha,

Los medios de comunicación en la región realizaron un seguimiento al diálogo nacional, las razones que lo motivaron y las principales reacciones de los participantes. En el exterior los medios ven a un presidente “acorralado” por el contexto y a la vicepresidenta nerviosa ante la intervención de un estudiante que pide la renuncia de Ortega.

Periódicos centroamericanos y de otros países destacaron este miércoles en sus sitios digitales el diálogo nacional en Managua, donde se encontraron el presidente de la República, Daniel Ortega y la Vicepresidenta Rosario Murillo con estudiantes, empresarios, campesinos y la sociedad civil, en una mesa mediada por la Conferencia Episcopal y observada por el cuerpo diplomático.

Algunos de los medios describieron a un Ortega “acorralado” por las masivas protestas. Asimismo, destacaron al joven Lesther Alemán, representante de los estudiantes universitarios, quien tomó la palabra antes que el presidente y se dirigió a él para exigir el retiro de la Policía Nacional de las calles, además de su renuncia a la Presidencia.

El diario Clarín, de Argentina, tituló: “En el inicio del diálogo en Nicaragua, los estudiantes exigen la salida de Ortega del poder”. Luego señala: “Representantes del sector privado de Nicaragua reaccionaron con ‘decepción’ al abandonar la primera sesión”.

“Es la primera vez que Ortega, quien ha gobernado en los últimos años con un control casi absoluto del país y se ve acorralado por las masivas protestas, accede a dialogar con sus opositores. Su esposa y vicepresidenta Rosario Murillo también participa en las pláticas”. señala El Mundo de El Salvador

El Universal, de México, tituló: “Entre violencia, inicia el diálogo nacional” en Nicaragua, y expone que este contó con la presencia de Ortega en medio de “un incesante acoso callejero a los opositores por parte de cuerpos policiales” y grupos afines al gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

El diálogo en Nicaragua se instaló hoy. Oscar Sánchez/Metro

Ante el discurso del joven Lesther Alemán, algunos medios describieron al presidente Ortega como “impasible” y a la vicepresidenta Murillo como “nerviosa”.

El diario El Mundo, de El Salvador, señaló que “es la primera vez que Ortega, quien ha gobernado en los últimos años con un control casi absoluto del país y se ve acorralado por las masivas protestas, accede a dialogar con sus opositores”.

La Prensa Gráfica, de El Salvador, tituló “Estudiantes piden a Ortega que renuncie y cese la represión”. La nota destaca lo dicho por el universitario Lésther Alemán: “Esta no es una mesa de diálogo, es una mesa para negociar su salida”.

El periódico La Nación, de Costa Rica, publicó que “Ortega nunca había vivido una crisis tan fuerte en el poder y se vería obligado a demostrar interés en la democratización institucional de Nicaragua”.

En Guatemala, El Periódico publicó: “Exigen a Ortega ‘cese de represión’ en inicio de diálogo”, destaca lo dicho por el dirigente universitario Lésther Alemán y cita a Ortega afirmando que Nicaragua está “profundamente herida” por esta crisis y peligran la economía, las inversiones y las plazas de trabajo de 130,000 obreros de las zonas francas.

El diario Panamá América, de Panamá, destacó: “Culmina primera sesión del diálogo nacional marcada por reproches en Nicaragua”. Relata que la intervención de Alemán causó “impacto” por “no solo haber asaltado la palabra al presidente con su fuerte voz, sino también porque dejó claro que para los estudiantes el tema principal del diálogo debería ser la renuncia de Ortega”.

La Tribuna, de Hondura, menciona que Ortega llegó con su esposa bajo fuertes medidas de seguridad al Seminario Interdiocesano Nuestra Señora de Fátima, donde fue recibido con gritos de numerosos manifestantes que lo culpan de las muertes de jóvenes en las protestas ciudadanas.

El diario hondureño describe que ante las palabras del universitario Alemán, “Ortega se mantuvo impasible en su silla, junto a su esposa y vicepresidenta, quien no pudo ocultar cierto nerviosismo”.


Noticias Relacionadas