El pasado 21 de abril, el obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Managua calificó a los estudiantes que protestaban contra el Gobierno como “la reserva moral” que tiene el país. / Archivo
El pasado 21 de abril, el obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Managua calificó a los estudiantes que protestaban contra el Gobierno como “la reserva moral” que tiene el país. / Archivo

Destacado, Nacionales por Edición Web,

Silvio Báez, obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Managua, no pudo contener las lágrimas cuando los representantes de la Coalición Universitaria leyeron la lista de muertos en la mesa del diálogo nacional.

Los estudiantes leyeron el nombre de las personas que habían muerto durante las protestas, todos gritaban: ¡Presentes! En ese momento doloroso, Báez lloró.

El pasado 21 de abril, el obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Managua calificó a los estudiantes que protestaban contra el Gobierno como “la reserva moral” que tiene el país.

Los universitarios vestían camisetas negras y alzan sus puños tras leerse el nombre de cadauno de los muertos durante las protestas.

Los estudiantes universitarios ha afirmado que son unas 68 las víctimas mortales. Mientras, los organismos de los derechos humanos en Nicaragua tienen una cifra de entre 58 y 65 fallecidos.

Uno de los momentos más fuertes fue el inicio de la mesa de diálogo, cuando Léster Alemán, representante de la Coalición Universitaria exigió al presidente Daniel Ortega que ordene cesar los ataques a los estudiantes.

“Ríndase, ante todo este pueblo. Pueden reírse, pero le demandamos el cese al fuego, ahora mismo. Liberación de todos los presos políticos. No podemos dialogar con un asesino, porque lo que ha sucedido es genicidio”, concluyó Alemán.

Por el otro lado,  el presidente de Nicaragua demandó a los universitarios el fin de los actos de violencia. Ortega dijo que condena las muertes de los jóvenes.

“Situaciones como esta solo se resuelven en el marco de la ley, en el marco de la justicia y por esa razón hemos invitado a la CIDH, para que acompañe ese esfuerzo y que reine la justicia en este país. Que se investigue realmente son los muertos, que me pasen ya la lista de los desaparecidos y los prisioneros en Nicaragua. Que no se utilice la mentira”, exige Ortega.

Ortega asegura que no hay ningún desparecido ni ningún preso político, ne medio del rechazo de los universitarios, que están frente a él.

Los protagonistas del diálogo nacional han comenzado a llegar al Seminario Nuestra Señora de Fátima ubicado en Managua. En la zona se ha desplegado un fuerte dispositivo de seguridad.

Los dialogantes de la sociedad civil y del sector empresarial se presentaron uniformados: pantalón negro, camisa blanca y un lacito negro en señal de luto.

Te invitamos a participar en esta encuesta:


Leé Obispos de Nicaragua piden garantías para iniciar diálogo.

  • Carlos

    No se ve llorando. Se ve serio. Cómo quien dice: Que hago yo aquí! Esté Rolando se me fue arriba en tomar la palabra. Todo por culpa de Polito que no quiere que hable, para que no la manche.


Noticias Relacionadas