Así terminó una tienda de conveniencia en Masaya tras los saqueos. AFP
Así terminó una tienda de conveniencia en Masaya tras los saqueos. AFP

Departamentos, Destacado, Nacionales por ACAN-EFE, José Isaac Espinoza,

Un nuevo enfrentamiento entre agentes de la Policía Nacional y un grupo de manifestantes críticos con el Gobierno dejó ayer un muerto y más de 10 heridos en el Norte de Nicaragua, y provocó la intervención de sacerdotes locales, que mediaron por un cese a la violencia, informaron diversas fuentes. La víctima fue identificada como Wilder Reyes Hernández, de 37 años, trabajador de la Alcaldía de Matagalpa (norte), dijo el alcalde de esa ciudad, Sadrach Zeledón, a medios oficiales.

Según el alcalde, grupos antagónicos al Gobierno dispararon contra el trabajador de ese municipio y también quemaron parte de las instalaciones del comisariato de la Policía Nacional.

El enfrentamiento ocurrió este martes en el municipio de Matagalpa, cuando agentes de la Policía Nacional intentaron restablecer la libre circulación de personas y vehículos ante el bloqueo de carreteras por parte de manifestantes, según los religiosos que mediaron.

Según videos publicados a través de medios locales y de redes sociales y denuncia de los vecinos, los policías antidisturbios dispararon con arma de fuego y bombas lacrimógenas; en tanto los manifestantes, que estaban en las calles pidiendo justicia y el cese de la represión, se defendían con piedras, palos y morteros de fabricación artesanal.

Los civiles heridos fueron atendidos en la catedral San Pedro Apóstol de Matagalpa, dijo a Acan-Efe el sacerdote Óscar Escoto, de la iglesia Nuestra Señora de Guadalupe. Los heridos, más de 10, fueron llevados a la catedral de esa ciudad y luego trasladados a una clínica, indicó.

Masaya, Juigalpa y Matagalpa vivieron momentos de tensión por los fuertes enfrentamientos, los cuales dejaron un muerto y varios heridos.

El enfrentamiento entre agentes antidisturbios y manifestantes comenzó cuando la policía trató de despejar la vía de barricadas y facilitar el tráfico de vehículos, agregó. La Policía Nacional informó en un comunicado que “grupos de sujetos atacaron con arma de fuego, morteros y bombas molotov el Complejo Policial Leonardo Mendoza, ubicado en costado este de la ciudad de Matagalpa, resultando lesionados con impactos de bala” cuatro policías. Así mismo ocasionaron daños en las instalaciones policiales y a dos camionetas patrullas, afirmó la fuente.

En medio de esos enfrentamientos, los sacerdotes Óscar Escoto, César Corrales, Denis Martínez y Sadiel Eugarrio mediaron y pidieron el cese de la violencia. “Lo que estamos haciendo es un llamado a la calma y a la Policía también le hemos pedido que se repliegue, ya que aquí los que están saliendo afectados son los bolsillos de los nicaragüenses”, dijo Eugarrio a periodistas.

“La gente está protestando; pero necesitamos también mediar para que no haya derramamiento de sangre. Es lo que pide la Iglesia. La protesta tiene que ser pacífica, pero sin agresión, es lo que siempre se pide”, agregó.

Comerciantes de Masaya se protegen de saqueos

Los morteros, las barricadas y la inseguridad se apoderó de Masaya ayer, cuando se producieron enfrentamientos entre antimotines y civiles. Los saqueos han seguido en esta ciudad, siendo el último afectado una tienda de conveniencia en una gasolinera de ese departamento.

Protestantes y antimotines, frente a frente, hoy en Matagalpa / Francisco Mendoza

Estos abusos han servido de alerta para los comerciantes, quienes ayer se armaron de machetes, palos y tubos para defender sus tramos. “Nos hemos organizado para defender el mercado, estamos en las entradas y no dejaremos pasar a nadie que no se pueda identificar, sabemos que tienen la intención de saquear el mercado y no lo vamos a permitir, quieren asustarnos con grupos de gente, pero por eso están las barricadas para controlar mejor el acceso”, dijo una comerciante con delantal y machete en mano que estaba en una de las barricadas levantada en La Reforma. La Cruz Roja, filial Masaya había atendido a 13 heridos hasta las 3:00 p.m de la tarde de este martes, cuando la ciudad permanecía en calma por la retirada de los antimotines.

Con el objetivo de eliminar el tranque en la carretera que conecta Juigalpa a Managua, las fuerzas antimotines atacaron ayer a civiles en esa ciudad durante alrededor hora y media. Luego que los antimotines lograron despejar por minutos la vía, los protestantes volvieron a instalar el tranque en el mismo lugar, quemando llantas, obstaculizando nuevamente el pase vehícular, mientras que los primeros se retiraron.


Noticias Relacionadas

La Policía Nacional presentó a Carlos Valle Guerrero, papá de la joven Elsa Valle Montenegro, como autor de varios delitos, entre ellos terrorismo....

por Humberto Galo y Rafael Lara

El periodista y emprendedor, Ramón Potosme, denunció ante el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), la violación de domicilio el 14 de ...

por Rafael Lara /Metro Nicaragua.