Orlando Valenzuela
Orlando Valenzuela

Destacado, Nacionales por INGRID DUARTE Y JOSÉ DENIS CRUZ,

Empresarios turísticos lamentaron que la imagen país de Nicaragua en el exterior se hubiera afectado con las manifestaciones violentas registradas desde el pasado miércoles 18 de abril, cuando jóvenes fueron reprimidos por la Policía Nacional por protestar contras las reformas a la Seguridad Social.

La Cámara Nacional de Turismo de Nicaragua (Canatur) informó ayer que el sector depende “fundamentalmente” de la paz social del país, por lo tanto pide que el diálogo se instale de forma urgente.

Su presidenta Lucy Valenti, reportó hoteles vacíos en ciudades turísticas como Granada y León, y en menor media en Managua. “Nosotros somos un sector que dependemos fundamentalmente de que exista paz social en el país, que no exista violencia, el turismo no va a un país donde hay brotes de violencia”, dijo la dirigente turística al tiempo que manifestó que los impactos son muy grandes, pero que por ahora no se pueden valorar en términos económicos.

Valenti indicó que los efectos inmediatos que experimentó el sector son las cancelaciones de reservas en los hoteles de Granada, León y Managua, también la anulación de una serie de actividades. “Los enfrentamientos han afectado grandemente a todos los hoteles que ya tenían reservaciones confirmadas”. El sector restaurantes también se vio afectado por recientes días de tensión, principalmente en Managua. Canatur reporta que los establecimientos comerciales sufrieron daños por el vandalismo en la madrugada del domingo pasado. “Los restaurantes han estado a medio gas, nadie está con un humor o ambiente para estar yendo a restaurantes por el clima de tensión”, dijo.

Canatur y Cantur indicaron que los hoteles de Granada y León se encuentran vacíos por los actos de violencia de los últimos días.

Los daños que ocasionaron las protestas de los últimos días a la imagen de Nicaragua tardarán muchos años en enmendarse, manifestó ayer Leonardo Torres, presidente del Cámara Nicaragüense de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa Turística (Cantur). Tras esta semana de manifestaciones, se podría requerir incluso de hasta 10 años para poder devolverle a Nicaragua la imagen de una nación segura, tranquila y encaminada al desarrollo.

Te invitamos a participar en nuestra encuesta

“El daño al turismo es un problema de imagen-país. En el extranjero están viendo un país convulsionado y quién va a venir a un país convulsionado. Esto es irreversible para el turismo, va a costar muchos años restablecer la imagen que teníamos”, lamentó Torres.

Vuelos y cruceros

La presidenta de Canatur también manifestó que han registrado cancelaciones de grupos de turistas que venían a Nicaragua, debido a advertencias de viajes como la de Estados Unidos y otros países. Nicaragua vive protestas desde el 18 de abril cuando ciudadanos se autoconvocaron en rechazo a las reformas a la Seguridad Social, que el presidente Daniel Ortega ya derogó en pasado sábado.

El gobierno de Donald Trump, que ya había llamado el sábado pasado a “reconsiderar” viajes a Nicaragua por motivos de seguridad, volvió a advertir el lunes sobre los actos de violencia en las calles, las limitaciones para conseguir comida y combustible y los bloqueos de rutas, incluido el acceso al aeropuerto internacional.

“En Inglaterra las compañías aseguradoras no están asegurando a los turistas que vengan para acá, entonces está teniendo afectaciones de inmediata. Luego la imagen golpeada de Nicaragua a nivel internacional, que tomará bastante tiempo reconstruirlas y recomponerlas”, mencionó la dirigente de los empresarios turísticos. El sector turismo también lamentó la cancelación de un par de cruceros que este fin de semana arribarían a tierra nicaragüense, sin embargo los empresarios están trabajando para que las embarcaciones del mes de mayo se logren mantener. “Todo depende de que se alcance la paz social en el país y que el diálogo que se esté pidiendo de forma urgente”, instó Valenti.

Los exportadores recomendaron "estar atentos" y "evitar riesgos" a los empresarios de la región que envían productos a Nicaragua. EFE

El empresario Leonardo Torres también aseguró que ha habido cancelación de cruceros y de paquetes turísticos que habían sido comprados por turistas procedentes principalmente de Estados Unidos, Canadá y Europa. Destinos del Pacífico sur, como San Juan del Sur y Tola, en Rivas, están atendiendo menos turistas, debido a que muchos de ellos salieron de emergencia del país, producto de la crisis. Torres señaló que después de esta situación, podría ser difícil alcanzar los 900 millones de dólares que esperaban alcanzar en divisas en este 2018.

“Tenemos que resolver esto ya, no le podemos dar más largas a este asunto. Hemos visto señales y acciones concretas para instalar el diálogo. Hoy (ayer) hemos visto esas acciones y esperamos que el Cardenal Leopoldo Brenes nos ayude”, subrayó el presidente de Conimipyme. Por su parte, el gerente general del Hotel Real La Merced, en Granada, René Sándigo, manifestó que los recientes hechos de violencias afectaron el trabajo de hace muchos años. “Nos promocionábamos como un destino seguro, pero estas marchas y esta violencia nos ayuda, sin embargo no nos desalienta”, comentó.

Pese a estos hechos 25 empresarios nicas se encuentran en una feria de turismo de Costa Rica para promover los destinos de Nicaragua. “Hemos perdido muchísimas reservaciones, todos los grupos de los Estados Unidos ya nos cancelaron su reservas, incluso las reservaciones hasta julio”, lamentó el empresario granadino.

La actividad turística dejó en 2017 ingresos por US$840 millones, lo que representó un crecimiento de 30,9%. Tras ese aumento, la Cámara Nacional de Turismo de Nicaragua (Canatur) había elevado su proyección de este año a US$900 millones en divisas. 1700.000 turistas llegaron a Nicaragua el año pasado.


Noticias Relacionadas

Un grupo de autoconvocados se manifiestan frente a la UCA, en demanda al gobierno de Daniel Ortega para que pare la masacre de personas. Estudiante...

por Mauricio González