Según la Defensa Civil de Nicaragua, los medios aéreos son la única manera de atacar el incendio. Cortesía
Según la Defensa Civil de Nicaragua, los medios aéreos son la única manera de atacar el incendio. Cortesía

Departamentos, Destacado, Nacionales por EFE,

El Gobierno de Nicaragua anunció ayer su interés en la “restauración” de la reserva biológica Indio-Maíz, una vez que haya extinto un incendio que lleva ocho días sin control, y que ha arrasado más de 3.500 hectáreas de bosques en el extremo sureste del país.

“Estamos recogiendo toda la información, de manera que podamos entrar posteriormente a la restauración de Indio-Maíz”, dijo la vicepresidenta Rosario Murillo, a través de medios del Gobierno. De ejecutar el plan, sería la primera vez que un gobierno nicaragüense opta por restaurar una extensa área de selva tras un desastre ambiental, antes que dar paso a la regeneración natural.

En noviembre de 2016, cuando el huracán Otto, que impactó Indio-Maíz con vientos superiores a los 175 kilómetros por hora, el Gobierno decidió que la selva se recuperara por sí misma, luego sufrir afectaciones en miles de hectáreas. Una decisión similar fue tomada en 2007 por el Gobierno, cuando el huracán Félix arrasó decenas de miles de hectáreas en la Reserva de Biósfera Bosawás, por lo que no hubo restauración dirigida. En ambas ocasiones las autoridades afirmaron que la regeneración natural era la manera más óptima de recuperación de los bosques.

Nicaragua intenta sofocar el incendio con helicópteros cisternas de México, Honduras y El Salvador, la única manera de enfrentar un desastre en la zona, es llevar agua a los puntos afectados por vía aérea, pero además la zona está plagada de yolillales, un tipo de palma rica en aceite, que facilita la propagación y permanencia de las llamas.

Con 2.093 kilómetros cuadrados de extensión, Indio-Maíz es el hogar de indígenas Rama y Kriol, así como de una amplia variedad de animales representativos de la fauna centroamericana, incluidas especies en peligro de extinción.

Estados Unidos brindará asistencia técnica

Un equipo de expertos del Servicio Forestal de Estados Unidos se encuentra en el país para brindar asistencia técnica al Gobierno para tratar de controlar el incendio. Los especialistas estadounidenses en incendios forestales brindarán asistencia técnica en áreas tales como tácticas de contención de incendios y métodos de coordinación geográficas a grandes escalas, indicó la Embajada estadounidense en Managua en una declaración.

El líder técnico del Servicio Forestal, quien trabaja para la Oficina de Asistencia de Desastres de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid/OFDA), arribó el martes al país, y los otros cuatro miembros del equipo de asistencia técnica llegarán en esta semana, de acuerdo con la información.

Los expertos traen consigo años de experiencia en el manejo de incidentes complejos, operaciones con recursos aéreos, análisis del comportamiento de incendios y coordinación multisectorial a nivel nacional y local, entre otros, explicó la fuente. El equipo técnico se reunirá con varias agencias del Gobierno de Nicaragua y del sector de respuesta a desastres.

También viajará a las áreas afectadas de la reserva Indio-Maíz para observar los incendios y así brindar recomendaciones preliminares sobre tácticas de operación y coordinación y manejo de repuestas para controlar incendios forestales en áreas remotas y de difícil acceso.

La ayuda centroamericana

Ayer llegaron al país helicópteros cisternas de Honduras y El Salvador para enfrentar este siniestro. Los helicópteros son tipo Bell UH-1H, con capacidad de entre 324 y 460 galones de agua, los cuales se integraron ayer a las labores que realiza un MI 17 facilitado por México.

Según la Defensa Civil de Nicaragua, los medios aéreos son la única manera de atacar el incendio, ya que se encuentra en una selva impenetrable de 2.093 kilómetros cuadrados de extensión, que además está rodeada de ríos.

El helicóptero mexicano ha realizado 86 vuelos en dos días, en los que ha vertido unos 50.000 galones de agua, en siete horas de vuelo. Al menos 1.350 miembros del Ejército de Nicaragua se encuentran en la zona, donde abren brechas cortafuegos de hasta 25 metros de ancho, para evitar el avance del incendio.


Noticias Relacionadas

El “Camp Fire”, el incendio más devastador del que California tiene registro, con un saldo de 87 muertos y 249 desaparecidos, fue finalmente cont...

por AFP